Un joven que se movilizaba en una moto murió cuando se tiroteó con un efectivo de la Policía de la Ciudad al que pretendió asaltar junto a un cómplice, que logró escapar, en la localidad bonaerense de Berazategui, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hecho ocurrió cerca de las 21.30 de anoche en la intersección de las calles 156 y 44, de la mencionada localidad del sur del Gran Buenos Aires, cuando el policía salía de un comercio al que había concurrido a hacer compras y fue sorprendido por dos delincuentes en moto.

Según lo que relató la víctima a los investigadores, en ese momento se le acercó una moto Honda CG color negra, sin patente, de la cual descendió uno de los ocupantes y lo amenazó con un arma de fuego, tras lo cual le exigió sus pertenencias.

Ante esa situación, el efectivo, quien se desempeña en el Departamento de Operaciones Urbanas de la Policía de la Ciudad, realizó una maniobra para evadir a los delincuentes, se identificó como policía y se originó un tiroteo, en el cual el asaltante murió mientras que el cómplice logró escapar corriendo.

EL DELINCUENTE ABATIDO POR EL POLICÍA

Minutos más tarde, las pesquisas hallaron en los alrededores de donde sucedió el hecho un revólver calibre 38 de color negro, que se trataría del arma que descartó el delincuente cuando escapó.

De acuerdo a los peritajes realizados por los investigadores y a la declaración de testigos, en el hecho hubo dos secuencias de disparos y que el efectivo policial realizó 11 tiros de los cuales uno solo impactó en el delincuente muerto.

Los testigos del hecho no lograron identificar cuantos disparos efectuaron los delincuentes pero se encontraron vainas que coinciden con el arma secuestrada.

Según la autopsia, realizada en la jornada de hoy, la bala que mató al asaltante ingresó por la espalda, en una zona media, y se ubicó entre un pulmón y un riñón.

La fiscal Silvia Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Berazategui, caratuló la causa como un “homicidio en legitima defensa” por lo cual el policía no quedó detenido en una primera instancia, pero luego se dispuso su apresamiento preventivo por considerar que hubo “exceso” en la legítima defensa.

Por su parte, se confirmó que el joven fallecido, identificado como Augusto Oscar Iturralde, de 25 años, tenía antecedentes penales por robo y homicidio. Los investigadores continúan con la búsqueda del cómplice que logró escapar.