Un platense quedo varado en la ciudad de Bariloche. El degenerado cometía los abusos cuando la madre de la víctima dormía.

Un depravado de 24 años, oriundo de la ciudad bonaerense de La Plata, fue condenado a ocho años de prisión por la Justicia de Río Negro tras confesar que violó a una nena de 11 años de la ciudad de Bariloche.

El depravado, identificado como Jonathan Leonel Alarcón, quedó varado en la ciudad rionegrina luego del decreto emitido por el presidente Alberto Fernández, que estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Una familia local se ofreció a hospedarlo y Alarcón aprovechó que la madre de la víctima dormía para abusar sexualmente de la menor de 11 años, quien manifestó en Cámara Gesell haber sido ultrajada al menos tres veces.

Los informes médicos confirmaron las lesiones de la niña. El acusado confesó los crímenes que se le imputaban y fue condenado a 8 años de prisión en un juicio abreviado por «abuso sexual simple y abuso sexual agravado con acceso carnal