La Municipalidad continúa con la búsqueda activa de casos sospechosos de COVID-19 en la ciudad y, en ese marco, este miércoles se realizaron controles sintomáticos a más de 1.100 vecinos de barrios populares. Dispusieron operativos sanitarios en Lisandro Olmos, San Carlos y Gorina.

En el marco de las tareas tendientes a prevenir contagios en barrios vulnerables, los procedimientos sanitarios fueron encabezados por las secretarías locales de Salud, Gobierno y Desarrollo de la Comunidad, en coordinación con los comités de crisis barriales.

En esta oportunidad, se realizaron controles sintomáticos casa por casa en la zona de 170 a 172 desde 44 hasta 52, en Lisandro Olmos; como así también en el barrio delimitado por las calles 32 y 36 desde 134 hasta 137, en San Carlos.
“Durante la jornada de hoy dispusimos controles sintomáticos a 1.152 vecinos de Olmos y San Carlos”, aseguró el secretario de Salud de la Comuna, Enrique Rifourcat, al tiempo que detalló: “Durante el procedimiento, se tomaron los datos personales de los residentes de la zona, se les controló la temperatura y se les verificó el sentido del olfato”.

En el mismo sentido, y como parte de la estrategia preventiva del Municipio para frenar el avance de la pandemia en la ciudad, personal de la Secretaría de Gobierno local realizó tareas de higiene y desinfección en el mismo tramo de la localidad de Lisandro Olmos y en el barrio de 133 y 477 de Gorina.

“En total, hoy se sanitizaron más de 28 kilómetros en ambas localidades, empleando 20 mil litros de agua jabonosa y solución de agua y cloro”, señaló el responsable del área comunal, Marcelo Leguizamón, mientras que describió: “En cada barrio se hace un doble barrido de las superficies: primero se limpian las calles, veredas y frentes de comercios de cercanía con agua y jabón y, luego, se desinfectan con solución clorada