La Municipalidad dispuso de un instructivo para mantener el distanciamiento en locales comerciales, el cual comenzó a distribuirse en negocios habilitados de la región. El mismo comprende una serie de intervenciones para organizar las filas de espera y la atención, respetando la distancia social recomendada.

La propuesta elaborada por los equipos técnicos de la Comuna tiene como objetivo prevenir la propagación del virus Covid-19. La misma contempla, entre otras acciones, demarcar los pisos de los locales para señalar la distancia mínima de seguridad que se debe respetar en las filas de espera.


“La pandemia nos planteó el desafío de seguir aprendiendo cada día y adaptarnos a esta nueva realidad que nos toca atravesar”, expresó al respecto el intendente Julio Garro, quien remarcó: “Por eso, en los comercios habilitados, dispusimos un protocolo para que todos, tanto vecinos como comerciantes, respeten las medidas preventivas”.
A tal efecto, el protocolo establece la separación de 50 centímetros entre el mostrador y el cliente que realizará el pago en el interior del comercio. Conjuntamente, se deberá marcar el inicio de la fila de espera, la cual indica una distancia de dos metros entre cada persona. 
Respecto al exterior, se deberá demarcar una línea recta de 60 centímetros de largo delante de la puerta de ingreso al local, con una separación de la fila de dos metros. En ese aspecto, se especificó que la fila no debe interferir con el paso peatonal, los sectores de entrada y salida de vehículos ni el área de servicio de la vereda, donde se encuentran paradas de colectivos o taxis
Además, en el caso de que el local atienda al público y haga entregas a domicilio, los comerciantes tendrán que usar distintos colores para diferenciar cada fila de espera que, en caso de ser paralelas, también respetarán los 2 metros de distancia (como mínimo). Al mismo tiempo, deberán establecer un sistema de atención rápida de repartidores para minimizar su permanencia en el interior del comercio.


Como parte de las mencionadas acciones, la Comuna distribuirá desde el próximo lunes un afiche que los comerciantes deberán exhibir indicando la capacidad máxima de ocupación permitida, las recomendaciones para el personal encargado de la atención al público y un listado de disposiciones generales de prevención. 
En dichas disposiciones se establece el uso obligatorio de protección facial; el uso obligatorio de alcohol en gel y/o el lavado de manos; la prohibición del ingreso al comercio con acompañantes; y la prohibición del autoservicio, entre otras medidas.
Finalmente, se determinó que al ingreso del local los comerciantes deben proporcionar cartelería informativa sobre medidas de higiene, un trapo con lavandina para limpiar las suelas de los zapatos y cestos de basura para que los clientes puedan desechar elementos descartables.