El presidente Alberto Fernández, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunciarán este mediodía una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio, con mayores restricciones en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

El anuncio se realizará luego de que ayer las tres jurisdicciones acordaran “avanzar en mayores restricciones a la movilidad que permitan una fuerte merma en la circulación”, informaron fuentes oficiales. Así lo decidieron en un encuentro que mantuvo el Presidente con Kicillof y Rodríguez Larreta ayer en la residencia de Olivos y que finalizó cerca de las 21.

El fundamento de la decisión cuyas precisiones se anunciarán hoy es “la evolución de la situación epidemiológica en el Área Metropolitana de Buenos Aires, tanto en la multiplicación de casos como en la contagiosidad del virus”, indicaron fuentes oficiales.

El último reporte de contagios de la jornada, difundido ayer, indicó que fueron confirmados 2.606 nuevos casos de Covid-19, con lo que suman 52.457 positivos en el país, en tanto que la cantidad de fallecidos fueron 26 respecto al último informe emitido, con lo que suman 1.150 el total.

Entre las medidas destacadas, el Gobierno porteño dará marcha atrás con los permisos para la actividad deportiva en la Ciudad, habilitará solamente la apertura de comercios “esenciales” y mantendrá las salidas recreativas en el fin de semana como parte de las medidas para la nueva fase del aislamiento social obligatorio por el coronavirus que -informaron- comenzará el 1 de julio. Se extendería hasta el 17 de julio, según medios porteños.

Como a fines de marzo, los comercios denominados “esenciales” en el contexto de la pandemia, como los supermercados y las farmacias, son los únicos que permanecerán abiertos en el AMBA.

La reunión de los tres mandatarios se extendió ayer más de dos horas y media y, de acuerdo a un comunicado oficial “acordaron avanzar en mayores restricciones a la movilidad que permitan una fuerte merma en la circulación” del coronavirus. Es decir, que habrá que tramitar nuevamente permisos “esenciales” para el uso del transporte, principal foco de contagios entre CABA y provincia de Buenos Aires.