Alberto Fernández dirigió un discurso por la extensión de la cuarentena y el endurecimiento de las medidas en el AMBA frente al avance del coronavirus.

Anunció este viernes que el Área Metropolitana de Buenos Aires volverá a una fase estricta del aislamiento social preventivo y obligatorio, entre el 1 y el 17 de julio, para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Además, dirigió una serie de palabras a distintos asuntos relacionados con la cuarentena.

Balance a 100 días

Con más de tres meses en cuarentena, el presidente reflexionó sobre el balance del tiempo en aislamiento.

“Ya llevamos muchos días de lucha, de hacer frente al problema. Dicen las encuestas que 1 de cada 5 argentinos no está conforme con los mecanismos de cuarentena y yo los entiendo, porque el 100% de los argentinos hubiéramos querido no tener que aislarnos, seguir disfrutando de nuestra vida cotidiana y que la economía siguiera funcionando mucho mejor de lo que estaba”, afirmó.

Aumento de la circulación

Fernández apuntó que el coronavirus se transmite a una velocidad mucho más rápida que al inicio de la cuarentena.

“¿Cuál es la razón? Que aumentó la circulación y cuando aumenta la circulación humana se profundiza el contacto humano y la transmisión se hace mucho más fácil. Eso es lo que nos pasó”, resumió.

El mandatario agregó que “sabían” que esa situación se daría en los centros urbanos, donde la densidad demacrada es más clara, y que había un riesgo muy claro en el AMBA.

Contagios

“Prácticamente el 97% de los casos que se detectan ocurran en AMBA y los últimos 20 días el aumento de la velocidad de contagios es llamativo”, informó el presidente.

En los últimos 20 días en AMBA los casos aumentaron 147 %. En los últimos 20 días los fallecidos en la misma zona aumentaron un 95%.

“Sabíamos que podía pasar y estábamos preparados para hacer frente. Lo cierto es que como les dije el primer día, nosotros necesitamos ganar tiempo para garantizar que nuestro sistema de salud mejore y pueda atender a todos los argentinos”, agregó.

Impacto económico

Respecto a la economía, el presidente hizo foco en el Banco Mundial, sosteniendo que es la crisis económica más grave desde 1870. “Y no habla de Argentina, habla de un mundo que se está deteriorando económicamente como consecuencia de esta pandemia”, afirmó.

Logros de la cuarentena

“Alberto Fernández a la cabeza nunca se enamoró de la cuarentena. La cuarentena es un remedio para la pandemia, el único que conocemos”, sostuvo.

A su vez, el presidente reiteró su defensa de la medida apuntando a los logros: “Si no hubiéramos hecho lo que hicimos todo hubiera sido más grande. Y en esto yo podría llenarlos de datos. Más de 2000 respiradores incorporado al sistema de salud”.

“La economía se deteriora pero se recupera, lo que no vamos a recuperar son esos 1000 argentinos que nos dejaron. Y por esos 1000 argentinos no podemos dejar que ese número crezca sin que hagamos algo”, volvió a señalar respecto a los fallecidos.

Datos estadísticos

El mensaje también incluyó una comparación con otros países. “Piensen que Brasil tiene cerca de 50 mil muertos y tiene 5 veces la cantidad de habitantes que tiene Argentina. Si Argentina hubiera seguido el ritmo de Brasil hoy tendría 10 mil muertos. Dense cuenta que el esfuerzo que hemos hecho ha tenido mucho sentido”, enfatizó.

“Chile tiene un tercio de los habitantes de Argentina, miren la diferencia: 10 veces más fallecidos por cada millón de habitantes”, añadió.

Expansión de contagios fuera del AMBA

“El problema lo tenemos en AMBA y entonces tenemos que hacer un esfuerzo enorme en ese lugar por dos motivos. Primero para preservar la salud de los que vivimos allí, segundo para ser solidarios con el resto del país, tenemos que aislar de algún modo el AMBA del resto del país porque el resto del país no está teniendo los problemas del AMBA. Tal vez tengamos que también pensar estas medidas para Chaco que está teniendo una velocidad de contagio parecida a la de AMBA pero que no trasciende al resto del país como si trasciende el AMBA”, sostuvo Fernández.

Ocupación de camas

En AMBA, el 54,1% de las camas de UTI están ocupadas; 50% en CABA , 56,2% en PBA. “Esto nos da una pauta muy seria de que tenemos que abordar el problema en esta región. La ocupación de camas es un dato determinante como para seguir mirando sin hacer nada que los contagios sigan creciendo que la gente siga circulando, las camas se sigan ocupando”, informó.

Asistencia desde el Estado

El Estado ha asistido a 21 millones de argentinos durante la cuarentena. “El IFE evitó que entre 2 y 4 millones de personas caigan en pobreza o indigencia”, resaltó Fernández.

“Por eso vamos a tomar una serie de medidas que tienden a lograr dos objetivos. El primero, preservar a los ciudadanos del AMBA. Volver a cerrar el AMBA para que la circulación disminuya drásticamente”, explicó el presidente