Enterraron a su padre y un día después se enteraron que era el cuerpo de otra persona

Una familia veló y enterró a su padre, quien falleció por una neumonía bilateral por COVID, pero un día después se enteraron que el cuerpo era de otra persona. El insólito hecho se ocurrió en el hospital Gandulfo, de Lomas de Zamora, Buenos Aires.

El fallecido, identificado como Romualdo Pérez, de 69 años, había ingresado al nosocomio el pasado miércoles 5 de mayo y una semana después murió por las complicaciones de un cuadro de coronavirus.

Sin embargo, los empleados del hospital notaron algunas anomalías en los certificados y 24 horas después notificaron a la familia que por equivocación "les entregaron un cuerpo equivocado".

La tragedia para la familia Pérez comenzó cuando el 5 de mayo Romualdo se encontraba en su domicilio de Lomas de Zamora con síntomas compatibles con los del COVID. Tras realizarle los chequeos de rutina y un hisopado, Pérez fue diagnosticado con COVID.

El virus le generó una neumonía bilateral, motivo que agravó su cuadro y obligó a trasladarlo hacia el Hospital, allí lo ubicaron en una sala de cuidados comunes pero con asistencia respiratoria.

De acuerdo a la información que brindó el hijo del fallecido a Crónica, el viernes 7 de mayo él se comunicó por última vez con la familia: "Nos decía que estaba bien y que iba mejorando con el oxígeno". A los dos días, tras no tener noticias, "se comunican con nosotros", dijo Néstror, "para decirnos que estaba mejorando" y que "tenía 50/50 de posibilidades de mejorar".

El día martes 11, llamaron a la familia desde el centro de salud y les dijeron que "por favor que vayan que su situación empeoró". Consternada por la noticia, al día siguiente Camila Pérez va junto a su esposo a retirar el cuerpo de su padre. La mujer denuncia que no pudo reconocer sus restos. El occiso fue retirado directamente por los trabajadores de la casa de sepelio. El finado fue preparado por la empresa fúnebre para el entierro.

La sorprendente noticia llegó días después del entierro, cuando personal del centro médico se comunicó con la familia de Néstor para informarle que pudo haber surgido un error. Al llegar al lugar les informan que el señor Pérez había fallecido ese día, que el cuerpo que les habían dado era de otra persona: Francisco Chávez.

"Nos encontramos con la familia Chávez", aseguró Néstor al llegar al hospital. Ahora son dos las familias que buscan una respuesta y entender qué es lo que ocurrió.

A %d blogueros les gusta esto: