Emilio Monzó ratificó su deseo de postularse como gobernador de la provincia de Buenos Aires

El ex presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y dirigente de Juntos por el Cambio, Emilio Monzó, ratificó su intención de postularse para gobernador de la provincia de Buenos Aires en 2023, y consideró que «el principal error» del gobierno de Cambiemos fue «no ir a fondo con las reformas estructurales que necesitaba Argentina».

«Voy a mantener la identidad y prefiero hacer este aporte para el país y la provincia. Tengo muchas ganas de ser gobernador porque me considero un apasionado de la Provincia, señalo Monzó en declaraciones a radio Provincia.

Monzó afirmó que se «arrepiente» de las cosas que no hace y «aprende de los errores», y se mostró crítico en relación a la política del «gradualismo» que intentó implementarse durante el gobierno de Mauricio Macri.

«Cometimos muchos errores en lo político y en lo económico, y tenemos la autocrítica de aprender. El gradualismo fue un error y hoy continuamos con un gobierno que sigue administrando la impotencia de gobernar la Argentina», observó el exdiputado.

En cuanto a la interna de Juntos por el Cambio, Monzó aseguró que fue «una equivocación» el hecho de «tratar de expulsar» a quienes expresaban disensos al interior de la coalición.

«Si a tus adversarios los querés expulsar nunca vas a poder lograr ganar. Me parece que esa fue una equivocación cuando fuimos gobierno. Si no tratamos bien a la gente que está adentro menos va a querer venir la gente de afuera», apuntó.

En torno al manejo de la pandemia por parte del Gobierno nacional, Monzó resaltó que «en el mundo hay tres parámetros que ayudan para ver de qué manera se trabaja: la experiencia que la mayoría del mundo no tenía, la capacidad instalada del sistema sanitario y el punto más subjetivo que tiene que ver con la confianza social».

En ese marco, destacó que «al inicio del manejo de la crisis fue muy bueno», con la mesa que formaban el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta «porque dio confianza a la gente pero duró 3 o 4 meses y comenzaron a confrontar» .

«Si el gobierno falla como es característico del kirchnerismo más en la forma que en el fondo. Por ello la figura de Rodríguez Larreta con su forma termina siendo el personaje a observar», puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: