Insólito: cayó violador porque denunció que las víctimas se le habían escapado

El suceso ocurrió en la localidad bonaerense de Villa Centenario Partido de Lomas de Zamora, donde el individuo violaba a su hijastra de 13 años todos los días y obligaba a su pareja a tener sexo en contra de su voluntad. La mujer, junto a sus tres hijos, se habían fugado de la vivienda familiar para impedir los ultrajes.

El aberrante hecho se descubrió cuando el sujeto radicó una denuncia por abandono de hogar contra su pareja y su hijastra ante las autoridades para poder localizarlas, fue en ese momento que comenzó la investigación, donde se descubrieron los aberrantes hechos que pesan sobre el sujeto y terminaron con su detención, que no solo violaba a su pareja, la tenia retenida contra su voluntad sino que también violaba a su hijastra de 13 años .

Los voceros del departamento judicial de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que el individuo, de 55 años, fue apresado luego de ser interceptado en avenida General Juan Facundo Quiroga al 1300, casi en el cruce con Ignacio Corsini, en la zona de Villa Albertina, en el citado distrito.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, las mencionadas diligencias estuvieron a cargo de los servidores públicos destinados en la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Lomas de Zamora.

Trascendió que el expediente se inició cuando el hombre se apersonó ante los funcionarios de la Justicia y radicó una denuncia por “Averiguación de paradero”, debido a que su pareja había abandonado el domicilio familiar, en compañía de sus hijos (dos nenas de 13 y de 9 años, y un varoncito, de 5).

Este menor es hijo de la relación sentimental que mantuvieron el individuo y su concubina, la cual se extendió durante 9 años.

Por este motivo, los pesquisas comenzaron de inmediato a investigar la situación y entonces la madre de la mujer buscada, al ofrecer testimonio en el sumario, les señaló a los funcionarios que su hija había decidido abandonar la casa junto a los tres chicos porque deseaba hallarse más segura, debido a que el sujeto la obligaba a ella a mantener relaciones sexuales y además violaba a la mayor de las criaturas.

Con respecto a esta última víctima, la chica le había confesado a su progenitora que, desde 2016, su padrastro la sometía sexualmente todas las mañanas en la casa en la que residían y que siempre le tapaba la boca para que no gritara.

A su vez, la testigo agregó que su hija, de 30 años, y sus tres nietos estaban escondidos en un hogar de tránsito situado en la localidad de Villa Fiorito, en el sur del Gran Buenos Aires.

Basándose en estas pruebas, la Justicia resolvió la detención del sospechoso.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Abuso sexual”, la doctora María Delia Recalde, fiscal de la Unidad Funcional N° 9 –especializada en Delitos Contra la Integridad Sexual- perteneciente a los tribunales lomenses.

A %d blogueros les gusta esto: