Tucumán: un familiar se quebró y confesó que la niña de cuatro años fue asesinada

La madrina de Rocío Milagros Rojas, la niña de 4 años que es intensamente buscada en Tucumán, quedó detenida este viernes junto a otros dos familiares por resultar sospechosos de su desaparición.

La menor fue vista por última vez el jueves al mediodía y gana fuerza la hipótesis de que la habrían matado para cubrir un presunto abuso sexual.

La policía halló restos óseos debajo de un puente sobre el Río Colorado, que serán analizados con las cenizas que encontraron en un pozo.

La madrina de Sofía, de 37 años, su yerno de 21, y el concubino de la mujer, de 36, son los principales sospechosos hasta el momento y han sido aprehendidos por la policía local. La menor vivía con estas tres personas y la hija de la madrina. 

Efectivos de la División Homicidios junto al fiscal Ignacio López Busto y a los peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales, buscan a la pequeña en el asentamiento San Ramón, donde sospechan está enterrado el cuerpo de Sofía. Allí hallaron un sector quemado, y se tomaron mustras de cenizas que están siendo analizadas.

Más de 200 policías trabajan en la localidad de Lules, con perros adiestrados en rastreo, Infantería, Trata de Personas, Delitos Rurales y Bomberos. 

A %d blogueros les gusta esto: