Katopodis: la "fortaleza" del Gobierno es no haber resignado sus convicciones pese a la pandemia

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, opinó hoy que la "fortaleza" del Gobierno es haber mostrado que, pese a la pandemia de coronavirus, "no se resignó ni una sola de las convicciones" que fueron parte del "contrato electoral" de 2019 y, por eso, pronosticó que la gente le dará un "voto de confianza" al oficialismo en los próximos comicios legislativos de noviembre.

Además, el ministro evaluó que Juntos por el Cambio (JxC) "no es el Cambiemos del 2015, que llegó sin mochila y con promesas", y ahora, en cambio, "tienen cuatro años de Gobierno", en los que "es muy difícil encontrar una medida y una política que pueda ser rescatada", en una entrevista publicada hoy por el portal Infobae.

"En el marco de la peor crisis, nuestro Presidente (Alberto Fernández) no se corrió, no resignó una sola de las convicciones con los que se ganó la elección y se construyó el contrato electoral; esa es la fortaleza más importante; ellos (por los dirigentes opositores) saben que esa es una fortaleza para nosotros y se dedican todos los días a quebrar esa confianza", reflexionó Katopodis.

De cara a los comicios parlamentarios, el funcionario analizó que el oficialismo deberá "militar" y "conversar mucho con la gente" y aseguró que la herramienta política que "más fortalece" al Frente de Todos (FdT) "es la capacidad de la militancia de salir a hacer un mano a mano con la gente y poder explicar" lo que se hace.

"Es el peronismo el que tiene más entramado social, el que tiene más militancia, el que cuando se pone en clave electoral y de campaña tiene una gran capacidad para comunicar, para contagiar. Y que el candidato va a ser Alberto (Fernández) y va a ser Axel (Kicillof). Los candidatos tienen que ser todos los gobernadores en sus provincias y todos los intendentes en sus ciudades", graficó.

En otro tramo de la entrevista, Katopodis señaló que el Gobierno "está llevando adelante el plan de vacunación más importante en la historia del país" y mientras tanto los dirigentes de JxC "boicotearon cada medida que tuvimos que tomar en el medio de la pandemia".

"No se prestaron nunca a una discusión franca de cómo y de qué manera podíamos mejorar lo que mal, regular o bien venía haciendo este gobierno. Nosotros tenemos un rumbo claro y sabemos muy bien dónde llevar la Argentina", remarcó.

Consideró que en las próximas elecciones "la gente va a tener que elegir y, "a diferencia del 2015, donde (los dirigentes de JxC) llegaron con una propuesta pero sin un antecedente, sin una gestión sobre la que uno pudiese medir resultados, hoy tenemos resultados".

"Está claro que esa oposición está unida, que son lo mismo y que más allá de lo que escriban en las redes y declaren, lo único importante es lo que hicieron cuando gobernaron. Y gobernaron muy mal. Causaron mucho daño y mucha angustia en la vida cotidiana de la gente. Nosotros vamos a asegurar lo fundamental que es la salud, que es el trabajo, y vamos a seguir reafirmando el rumbo", declaró.

En contraste, juzgó que el Gobierno debe "poder contar con mucha precisión" lo que hizo desde que asumió el 10 de diciembre del 2019, "en el marco de la peor crisis".

"Nuestro Presidente no se corrió, no resignó una sola de las convicciones con los que se ganó la elección y se construyó el contrato electoral. Esa es la fortaleza más importante. Ellos saben que esa es una fortaleza para nosotros y se dedican todos los días a quebrar esa confianza. Cuando hablan de infectadura, boicotean el plan de vacunación y generan el clima de odio lo hacen con un objetivo muy claro, que es romper esa confianza con la gente. Estamos muy convencidos de que la gente sigue confiando en este Gobierno", expresó.

A %d blogueros les gusta esto: