Horror: La secuestraron, la golpearon, la quemaron y abusaron de ella durante una semana

Horror: La secuestraron, la golpearon, la quemaron y abusaron de ella durante una semana

El hecho sucedió en una vivienda a pocas cuadras de comisaria Novena, en barrio Anacleto Medina Norte, de la capital entrerriana, donde la joven de 20 años estuvo secuestrada y privada de su libertad durante seis días. La madre de la chica brindó detalles del horroroso caso, “El pasado martes fue a la casa de una amiga, cuando salió caminando la manotearon y la subieron a un auto a la fuerza, la llevaron a la casa donde estuvo durante seis días. Fue golpeada en todo el cuerpo. Tiene moretones por todas partes, producto de golpes con un palo. También la quemaron con un nylon.”.

“El día miércoles 7 de julio, un día después de ser secuestrada, me llamó una de la mujeres participes del hecho haciéndose pasar por una de las amigas de mi hija, diciendo que ella estaba bien en su casa y me cortó el teléfono. También le utilizaban las redes sociales haciendo alusión a que mi hija estaba bien, como si nada. Yo sospechaba pero no tenia como comunicarme con ella porque no tiene celular”, manifestó la madre de la victima a Reporte 100.7.

El lunes 12 de julio, una vecina escuchó pedidos de auxilio desde la vivienda donde estaba secuestrada la joven, fue por ello que dio aviso a la policía quienes rescataron a la joven y además detuvieron a dos mujeres que estaban el lugar -de 37 y 27 años- y un masculino mayor de edad. “Por lo que se acuerda mi hija, fueron cuatro hombres y dos mujeres quienes la golpearon y abusaron. Tres de ellos no estaban en la casa al momento que fue la policía. Mi hija los pudo reconocer a los hombres y mujeres que la golpearon. Los datos y mensajes los tiene la Fiscalía a cargo de la causa”.

Según lo expresado por la madre, la joven intentó escapar de la casa pero no tenia escapatoria, debido a que “estaba en una pieza, tipo cochera, que no tenia salida al fondo. Ella pedía auxilio por una ventana que había. Por suerte una vecina escuchó y actuó llamando a la policía”.

La joven fue hospitalizada por las heridas sufridas en todas partes del cuerpo. Estuvo internada por los dolores y le hicieron todo los análisis y estudios correspondientes. “Ahora mi hija esta conmigo en mi casa, estoy esperando que me llamé la jueza para ver cómo podemos hacer con la doctora los análisis y estudios que restan. Ella esta operada por una cesárea y fue golpeada en la panza, tiene un huevo y esta largando sangre”, dijo la madre quien ahora se encuentra con custodia en su vivienda.

La joven fue hospitalizada por las heridas sufridas en todas partes del cuerpo y le están realizando diversos estudios. La madre de la chica, quien pidió reservar su identidad, brindó a Elonce, detalles de estado en que se encuentra su hija.

“Fue abusada, tiene hematomas en sus partes íntimas y golpes en la cabeza”, informó la mamá. La joven, “va y viene del hospital continuamente, está en mi casa, pero le están realizando diversos estudios”.

“Cuando me enteré que la había sacado de esa casa, me sentí muy mal. Estaba desesperada por verla y la fiscal me dijo que ella estaba muy dolorida y golpeada”, señaló.

Abusada y prostituida

La mujer, contó que su hija logró contarle algunos detalles de lo que padeció. “Recuerda varias cosas de los días que estuvo secuestrada y como se la llevaron. Según lo que me contó, la entregaban a personas mayores, mi hija fue prostituida. La usaban hacer plata, la querían para el negocio de trata de personas y ella se resistía”.

“No lo voy a negar que mi hija se drogaba, pero pido justicia porque ella no se merecía que le hagan algo así”, dijo, y agregó que “pido que encuentren a los responsables que quedan sueltos, porque andan merodeando por mi zona”, denunció.

Según lo expresado por la madre, la joven “no era drogadicta, solo consumía cuando tenía plata. Esto que le pasó no tiene nada que ver con ese tema”, apuntó.

Llamado anónimo

El lunes 12 de julio, una vecina escuchó pedidos de auxilio desde la vivienda donde estaba secuestrada la joven, fue por ello, que dio aviso a la policía quienes rescataron a la joven. “Agradezco ese llamado, porque si no, hoy estaría velando a mi hija”.

Al finalizar, la mujer dijo que “nunca hice una denuncia porque yo creía que mi hija estaba en buenas manos, porque tenía comunicación con ella. Pido justicia, porque lo que hicieron no tiene perdón de Dios”.

La Fiscal María Eugenia Schmidt a cargo de la causa se encuentra trabajando con los datos brindados para poder esclarecer el hecho y dar con los sospechosos que estuvieron durante esos días. “Quiero que se haga justicia por mi hija”, concluyó la mujer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: