Imputaron a un policía como autor del robo de 40 millones de pesos en Santa Fe

Un policía de 26 años fue imputado hoy como uno de los autores del robo de 40 millones de pesos, además de otras sumas en dólares, reales y euros, de un local comercial de la ciudad de Santa Fe, informaron voceros judiciales.

El oficial, cuyas iniciales son M.D.P., prestaba funciones en la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la policía de la provincia y la Fiscalía le atribuyó la coautoría del delito de robo doblemente calificado por haber sido cometido en poblado y en banda, y por escalamiento.

El policía es uno de los cinco imputados por el robo en un local situado en 9 de Julio y Mendoza, en el centro de Santa Fe, cuyo dueño denunció el robo de 40 millones de pesos, 30.000 dólares, 10.000 reales y 2.000 euros.

La acusación fue formulada por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) en una audiencia encabezada por el juez Luis Octavio Silva en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

El robo fue cometido durante la madrugada del domingo 9 de este mes en un local en el que funciona una sucursal de las empresas Rapipago y Western Union.

La Fiscalía expuso que “las cinco personas investigadas se distribuyeron roles a partir de un plan previo para concretar el delito” y se aclaró que “no se descarta que haya más personas involucradas”.

El MPA sostuvo en la audiencia que «a las 2 de la mañana, dos de las personas investigadas llegaron a la zona a bordo de un automóvil marca Toyota modelo Corolla» y que “uno de los imputados descendió del vehículo, caminó dos cuadras y cortó el cable de fibra óptica del comercio».

Según le teoría de los fiscales, el hombre volvió al auto, donde se quedó con otro de los investigados para hacer de campana y reportarles a sus demás compañeros lo que sucedía en la calle.

«Por su parte, otras dos personas escalaron un portón de dos metros de alto e ingresaron a una cochera ubicada en 9 de Julio al 2.200” y con herramientas que habían llevado consigo «realizaron un corte rectangular en el techo de chapa, hicieron tres boquetes en el cielo raso y bajaron con una soga al baño del comercio”.

Los ladrones desactivaron la alarma del local y accedieron a una caja fuerte que abrieron con un taladro”, tras lo cual «sustrajeron el dinero que encontraron y lo guardaron en tres bolsas que sacaron por el techo y con la soga que habían usado para bajar al negocio”.

Luego, «atravesaron los techos de la casa lindante y se fueron por la misma cochera por la que habían ingresado”, para finalmente tirar las bolsas con dinero a la vereda.

El policía investigado «estaba a bordo de un automóvil Suzuki Fun color blanco, recibió las bolsas y retiró a los dos imputados que habían ingresado al negocio”, dijeron los acusadores, en tanto “los otros dos imputados que no ingresaron al negocio se fueron del lugar en el Toyota Corolla momentos antes de las 6.39 de la mañana”.

Además del policía imputado hoy, al menos cuatro personas más cometieron el robo, tres de los cuales ya fueron imputados y están en prisión preventiva, en tanto el restante está prófugo.