Lo asesinaron de un disparo en la puerta de su casa en Altos de San Lorenzo

Un policía retirado, quien además era árbitro de una liga de fútbol amateur, fue asesinado de un tiro en la puerta de su casa del barrio Altos de San Lorenzo, y se investiga si se trató de un homicidio en ocasión de robo o por problemas personales, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima fue identificada como Héctor Horacio Lopumo (71), quien fue sorprendido cerca de las 22.30 de anoche en la puerta de su casa, ubicada en la calle 25 y 73, de la mencionada localidad platense.

Según explicaron las fuentes a Télam, Lopumo estaba cortando el pasto de su casa con el portón abierto cuando fue abordado por al menos tres personas que se trasladaban en dos motocicletas.

«Aparentemente le quisieron entrar a robar, tenía un arma y sospechamos que se quiso defender y le pegaron un tiro», explicó a Télam un investigador del homicidio.

De acuerdo con los primeros reportes, los investigadores intentaban hoy esclarecer el móvil del crimen y, pese a no descartar ninguna posibilidad, una de las pistas es que podría haberse tratado de un intento de robo.

No obstante, otra hipótesis de los pesquisas apunta a que el crimen pudo haber estado motivado por problemas personales dado que uno de los agresores al interceptarlo le dijo: «Vos sos el que anda armado amenazando a todos.»

La víctima era oriunda de la localidad de Juan José Paso, partido de Pehuajó, y vivía desde hacía muchos años en La Plata junto a su esposa.

Hasta el momento no hay ningún detenido ni persona identificada por el asesinato.

Lopumo fue agente de la policía bonaerense y se desempeñaba en los últimos años como árbitro en una liga local de fútbol amateur.

En ese rol se desempeñó en ligas como la de Carlos Tejedor, La Pampa, Trenque Lauquen, la Liga Amateur Platense y la Liga Ensenadense.

Familiares y amigos del árbitro lo despidieron en las redes sociales tras conocer su fallecimiento, con mensajes de apoyo y condolencias para su familia.

La causa es investigada por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 de La Plata, a cargo del fiscal Carlos Vercellone, quien la caratuló como «homicidio agravado».