Aberrantes Whatsapp de como prostituían a la menor de 12 años en Lanus

Aberrantes Whatsapp de como prostituían a la menor de 12 años en Lanus

La niña era hija de su hermana fallecida, Ella y su pareja ofrecían a la menor por Facebook y Whatsapp, y tambien abusaban de la niña.

Los detenidos son dos santafesinos que llegaron tiempo atrás a Gerli, Lanús, y se instalaron en la vivienda donde el miércoles fueron apresados. Se trata de una mujer identificada como M.O, de 36 años, y de E.H, quienes vivían con sus cuatro hijos de entre 4 y 9 años y una nena de 12, sobrina de la mujer, quien la tenía a su cargo tras la muerte de su hermana.

Ambos habrían abusado de la menor de 12 años, hija de una hermana fallecida de la mujer. Además, la nena era prostituida a través de WhatsApp y las redes sociales.

Fue una persona que conocía la situación de cerca quien rompió el silencio y realizó una denuncia el jueves pasado en la Comisaría de la Mujer de Lanús. El material que aportó fue espeluznante: fotos y videos que mostraban a la menor mientras era explotada sexualmente, violada y torturada, al menos un pendrive completo con material de diversas sesiones.

Hay, al menos, 50 fotos en la causa que investiga la UFI N°8 de Lanús, especializada en delitos sexuales e informáticos, a cargo de Garibaldi.

Ambos acusados fueron trasladados a las celdas de la dependencia de la Policía Federal en la calle Madariaga, Villa Lugano, donde está detenido el cartonero Carlos Savanz, procesado por el secuestro de la menor M. a mediados de marzo en la villa Cildañez.

Se incautaron dos teléfonos de M.O, la mujer acusada, que podrán ser peritados.

Por lo pronto, la Justicia ya accedió a capturas de pantalla de grupos de encuentros swinger de la zona sur. En una de ellas, M.O, de 36 años, santafesina, posa en lencería. “Vendo servicio, sexo por plata”, afirmaba: “Busco hombre que no dé vueltas, voy a domicilio sercanía (sic) a mi casa o a la tarde en telo o de noche en mi casa”, donde convivía con la víctima y sus hijos. La foto con la que ofrecía “sexo por plata”, entre botellas de gaseosa vacías, fue tomada en la casa misma.

También se espera la declaración de la menor, a quien el acusado, E.H, exhibía en sus fotos de perfil de redes sociales.

Por lo pronto, es contenida por psicólogas del programa de Niñez local. Entre las capturas de pantalla que son parte de la causa también se encontró un tarifario para el abuso que se difundió por WhatsApp: menos de mil pesos por una violación.

Se sospecha que hubo, al menos, 40 clientes abusadores que frecuentaban la casa de la pareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: