Buscan condenar penalmente a quien conduzca alcoholizado

Buscan condenar penalmente a quien conduzca alcoholizado

La ONG Corazones Azules Argentina se apresta a presentar un proyecto de ley para crear en el Código Penal la figura de “Conductor en estado de ebriedad o drogado”, con el fin de penalizar como delito doloso a los conductores que beban alcohol y conduzcan vehículos en estado de ebriedad o drogados.

El proyecto se fundamenta en los altos niveles de siniestralidad y número de víctimas fatales causados por conductores alcoholizado o que han consumido estupefacientes.

“El objetivo es que aquella persona que al momento de realizarle un test de alcoholemia y de positivo, sea sancionado con una pena de prisión de dos años más la retención del carnet de conducir” explicó el titular de la ONG Corazones Azules Argentina, Pedro Perrotta.

Perrotta subrayó que «en los últimos días creció el número de siniestros viales en los cuales quienes conducían lo hacían bajo los efectos del alcohol, lo que provocó la muerte de personas que podrían haberse evitado”.

Por tal motivo es que “desde la ONG nos impusimos el objetivo de crear una herramienta que sirva para sancionar penalmente a quienes deciden manejar alcoholizado por encima de los valores permitidos por la ley”.

El titular de Corazones Azules también añadió que “aquel que decida consumir alcohol y se ponga al frente de un volante, debe saber que lo espera la cárcel, más allá que provoque o no un incidente vial. Todos sabemos que no hay que manejar luego de beber, o lo que es peor: beber mientras se maneja. Por lo que hay que ser responsables al momento de manejar, tanto por la propia vida como la vida de los demás”, enfatizó Perrotta.

Pero aclaró que “quien conduzca alcoholizado y se comprueba que también lo hace bajo los efectos de drogas y/o estupefacientes, será considerado como un agravante y se aumentará la pena inicial de dos años a tres”.

Y añadió: «Esta figura de delito pierde valor si la persona provoca un incidente vial, lo que en ese caso será sancionado como ya lo establece el Código Penal” explican desde la ONG.

Perrotta reiteró que la “postura de Corazones Azules fue siempre la de Tolerancia 0 al alcohol, drogas y/o estupefacientes al momento de estar conduciendo un vehículo por lo que la actual ley que establece los valores de alcohol en sangre debería además modificarse”.

“Nuestra meta es cambiar una realidad de muerte y tragedia en calles y rutas, por eso uno de los objetivos es sancionar a quienes manejen en estado alcoholizado o drogado o ambos. Como sociedad tenemos que ser conscientes de nuestros actos y de no ser así, será la ley quien nos sancione” finalizó Perrotta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *