El gobierno analiza un toque de queda nocturno y limitar las reuniones sociales

El gobierno analiza un toque de queda nocturno y limitar las reuniones sociales

El gobierno publicará un DNU para restringir la circulación y los encuentros familiares y de amigos. Apunta a las jurisdicciones con «alto riesgo» epidemiológico.

Este martes se reportaron 20.870 casos de coronavirus en el país, el récord desde el inicio de la pandemia. En este contexto la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, dijo que «las próximas tres semanas son clave» en el marco de la segunda ola de coronavirus y afirmó que en ese lapso se necesita «un esfuerzo más grande para bajar la transmisión del virus y vacunar a quienes tienen más riesgo».

El plan del gobierno nacional es restringir fuertemente la circulación nocturna y limitar los encuentros sociales, apuntando sobre todo a las jurisdicciones más afectadas y con «alto riesgo» epidemiológico. Son 87 departamentos en todo el país.

Este viernes vence el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que extendió el distanciamiento social. La nueva norma establecerá restricciones en aquellos distritos que están en “rojo” porque tienen indicadores sanitarios críticos.

La franja horaria quedaría -dentro de un margen- a criterio de cada jurisdicción. Se habla de un virtual toque de queda desde las 22 o desde la medianoche para reducir al máximo la movilidad entre esas horas y controlar la actividad en locales gastronómicos y bares.

Pero la Casa Rosada advierte que las medidas irán más lejos que las restricciones a la nocturnidad y también quiere limitar las reuniones sociales, al menos por las próximas dos o tres semanas. “De la casa al trabajo y del trabajo a la casa, no hay tiempo para boludear más”, indicaron fuentes gubernamentales.

Si bien existe un gran hermetismo en relación a cuáles serán y cómo se implementarán las medidas, la salida del DNU es inminente. En concreto, el gobierno nacional apuntaría a:

  • Restringir la circulación nocturna.
  • Limitar o prohibir las reuniones sociales en espacios privados.
  • Suspender los eventos en salones o espacios cerrados.
  • Establecer un tope de ocupación del 30% en restaurantes y bares.
  • Cancerlar los viajes de egresados.
  • Cerrar los casinos y bingos.
  • Prohibir los deportes en lugares cerrados.

«Algo hay que hacer», reconocen cerca de Alberto Fernández, que transcurre sus días aislado en la quinta presidencial de Olivos con COVID 19. «Los controles serán fundamentales», agregan.

Otra duda es si los trabajadores exceptuados deberán volver a tramitar sus permisos de circulación. No se descarta que haya definiciones antes del viernes, cuando caduca el actual DNU.

Ahora se trabaja en los últimos detalles de las medidas, para lo cual se establecieron contactos con gobernadores. En principio las resoluciones que se tomen a nivel nacional afectarán a los departamentos que están en “rojo” porque tienen indicadores epidemiológicos a niveles alarmantes.

La ministra Vizzotti advirtió este martes que “la segunda ola ya es un hecho” y, en un anticipo de lo que vendrá, adelantó que son necesarias medidas “intensivas, transitorias, tempranas y localizadas geográficamente” para disminuir la circulación del coronavirus. A eso apunta el gobierno nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: