Detuvieron a tres hombres acusados de pagar por violar a una nena prostituida por sus tíos

En la madrugada de este jueves detuvieron a los presuntos violadores de la nena que era prostituída por sus tíos en Gerli, Buenos Aires. En abril pasado, la pareja había sido arrestada, pero faltaba encontrar a las personas que aparecían en videos abusando de la niña y a quienes habían recibido fotos de la menor.

En abril, un intento de linchamiento se encendió en medio de un operativo policial en la calle Bouchard, de esa localidad bonaerense. Los vecinos trataron de hacer justicia por mano propia mientras la división Trata de Personas de la Policía Federal llegaba para detener a una pareja por ordenes de la fiscal Soledad Garibaldi. Ambos eran acusados de haber abusado de una menor de 12 años, que era parte de su familia y que estaba a su cuidado.

M.O, de 36 años, oriunda de Rosario, vivía allí con E.H, rosarino también. Había cinco chicos en el lugar: cuatro de ellos, de entre 9 y 4 años, eran hijos biológicos de M.O, de una relación anterior. La mayor, de 12 años, era hija de su hermana, fallecida tres años atrás.

A esa nena, la tía y su pareja, según la acusación en su contra, la ofrecían a clientes abusadores a través de WhatsApp y redes sociales

M.O, que vivía de planes sociales y la venta en ferias americanas de objetos cirujeados, se prostituía también, se ofrecía en grupos de Facebook para encuentros sexuales de la zona sur. Anunciaba un servicio conjunto con su propia sobrina, pero la vendía como su hija. Mentía también sobre su edad, decía que tenía 15 en vez de 12 años. “No es mucho pero todo suma”, le reconoció la mujer a una amiga, que la encontró entre los posteos: “Por favor, no le digas a nadie”. El precio que pedía por violar a la nena era de $2.000, a veces más.

Una persona del entorno de M.O. descubrió la situación por casualidad. La mujer rosarina había dejado abierta su cuenta de Gmail por accidente en su computadora. Así, esta persona comenzó a ver mensajes curiosos que ingresaban, luego videos, y realizó una denuncia en la Comisaría de la Mujer de Lanús.

El material era espeluznante: fotos y videos que mostraban a la menor mientras era explotada sexualmente, violada y torturada. Había, al menos, 20 de esos videos encontrados en la cuenta de correo de M.O. Cerca de 50 fotos. En esas imágenes, la nena de 12 años era violada por su tía, su tío, y por un vecino.

Los allanamientos de abril terminaron con las detenciones de la pareja, imputados por la fiscal Garibaldi por los delitos de abuso sexual agravado, corrupción de menores agravada y promoción de la prostitución de una menor. La nena y sus primos fueron puestos a resguardo, asistidos por la Municipalidad de Lanús. Quedaba encontrar a los abusadores.

Detención de los abusadores

Uno de ellos se repetía en los videos entregados por la denunciante, era siempre el mismo, un hombre de 50 años. Luego, se encontró todo el resto del tráfico sexual. La división Trata de Personas, que depende de la Superintendencia de Delitos Federales de la fuerza, secuestró los teléfonos de la pareja, que fueron analizados por el sistema UFED. Los correos de ambos fueron analizados. Así, se llegó al hombre del video y a mucho más.

En la madrugada de este jueves, ocho meses después, los presuntos violadores de la nena y los que pidieron las fotos y videos en donde era abusada. Doce hombres fueron detenidos. Entre ellos estaba el hombre de las imágenes.

Los sospechosos fueron identificados por el tráfico de imágenes en Facebook, aparecen las conversaciones consultando a M.O. Recibieron y pidieron fotos y videos donde la menor es vejada, incluso enviaron fotos de ellos mismos. Sin embargo, no consumaron el abuso. Todos ellos quedaron bajo arresto: en las próximas horas se determinará si continúan el proceso detenidos o en libertadSe les imputa que pidieron material prohibido, sabiendo que la víctima era menor.

El hombre de los videos resultó ser J.C, un vecino del barrio de 50 años, ex empleado de una empresa de seguridad. Su domicilio registrado queda a menos de tres cuadras de la casa donde la menor violada vivía con sus tíos.

En la redada hubo otros dos acusados de abusar de la víctima. Forman parte del propio entorno familiar: son la ex pareja de la abuela de la menor y su hijo. La víctima, que convivió con su abuela antes de vivir con su tía, los había mencionado en una cámara Gesell tras ser rescatada, los señaló también como abusadores. Así, la fiscal Garibaldi comenzó a investigar la pista. Otras pruebas sustentaron la imputación. Los ataques, descubrió la fiscal, ocurrieron en 2018.

El propio padrastro de la menor, ex pareja de la madre biológica, fue condenado por abusar de ella en Lomas de Zamora. 

Actualmente, la menor se encuentra bajo tratamiento psicológico, resguardada en un hogar.Fuente: Infobae

A %d blogueros les gusta esto: