Alejandro Martinez la autopsia revelo que los policías le pegaron hasta matarlo

El crimen de Alejandro Martínez La reautopsia confirmó que esa noche en la comisaría de San Clemente lo golpearon hasta matarlo. Los médico detectaron lesiones en rostro, cráneo, miembros y fracturas torácicas que le produjeron una asfixia 3 policías son acusados del asesinato y otos 6 de no hacer nada para impedirlo todos se encuentran detenidos

Los efectivos están acusados de “Homicidio triplemente agravado”. En la reautopsia además descubrieron que en la región lumbar existían lesiones vitales traumáticas compatibles con golpes con elementos similares a la "tonfa" que utilizan los policías.

Alejandro Martínez fue detenido la noche del 18 de noviembre en un hotel de San Clemente, después de que otros huéspedes alertaran por ruidos en su habitación. Los empleados del lugar lo encontraron en una situación de crisis de salud mental y llamaron a la Policía. Un rato después, las cámaras lo registraron saliendo por el hall esposado y tranquilo. Lo llevaron a una comisaría, donde horas más tarde se informó que había muerto. A sus familiares le dijeron que había sufrido un paro cardíaco, un relato que se sostuvo hasta que los peritos forenses verificaron que Martínez tenía golpes y signos de asfixia. Este es un episodio que además del intento de encubrimiento -reiterado en los casos de torturas en espacios de encierro- expone los abordajes violentos hacia personas con problemas de salud que tienen las fuerzas de seguridad, puestas a cumplir un rol para el que no están preparadas. 

Acusado de haber dañado la habitación, los policías llevaron a Martínez hasta la comisaría 3° de San Clemente, a pocas cuadras del hotel. Por una contravención, la respuesta fue el encierro, lo que no hizo más que agravar el problema. Un testigo contó que lo vio entrar en crisis en la comisaría y que los policías respondieron de manera violenta. Antes de las dos de la mañana el fiscal recibió una llamada en la que le avisaban de la muerte de Martínez. El funcionario decidió envíar el cuerpo fuera de su distrito para que le hicieran la autopsia. Cuando desde la morgue de Lomas de Zamora le entregaron el informe tomó la decisión de imputar a nueve policías que participaron de la detención

A %d blogueros les gusta esto: