El dramático relato del turista israelí que estuvo 24 horas atrapado en un glaciar

Eitan Shaked realizaba una caminata hacia el glaciar Ojo del Albino, al noreste de la ciudad de Ushuaia, cuando equivocó el camino, cayó unos 10 metros por el interior de una grieta en la montaña y sufrió varias lesiones. Agradeció a los rescatistas y a los médicos. 

El turista israelí de 23 años que sobrevivió 24 horas dentro de una grieta próxima a un glaciar en la ciudad de Ushuaia se recupera de las lesiones sufridas durante el accidente y en un posteo de Instagram dio detalles de cómo fueron las horas previas al rescate.

Eitan Shaked recordó que realizaba una caminata hacia el glaciar Ojo del Albino, ubicado unos 20 kilómetros al noreste de la capital fueguina, cuando equivocó el camino, cayó unos 10 metros por el interior de una grieta en la montaña, y sufrió lesiones en un ojo, un codo, una pierna y la pelvis.

Tras quedar atrapado en el lugar, sobre el curso de un hilo de agua del glaciar, el turista pasó una noche a la intemperie soportando las bajas temperaturas de la zona y fue rescatado por integrantes de la Comisión de Auxilio de Ushuaia, luego de que un guía que pasaba cerca del sitio escuchó sus gritos de auxilio.

«No estoy orgulloso de lo que me pasó, pero me alegro de que haya terminado así», reflexionó Shaked en un video subido a su cuenta de la red social en el que agradeció a los rescatistas por su profesionalismo, a los médicos que lo atienden y a quienes «se interesaron en mi sin conocerme, tanto en Argentina como en el mundo».

El joven también subió a Instagram una serie de videos filmados luego del accidente, donde explica: «me caí, espero que mi ojo se arregle. Creo que me rompí la mano y el pie. No sé qué pasará, el ojo me duele mucho».

En otra filmación se lo ve desmejorado, con sangre recorriéndole el rostro y con principio de hipotermia.

«Cuando me encontraron estaba al borde de la muerte por hipotermia», relató Eitan.

El turista israel agradeci a los rescatistas y a los mdicos
El turista israelí agradeció a los rescatistas y a los médicos.

A través de la misma red social, el montañista contó que tenía galletas dentro de un bolso, y que su plan era comer dos por día y beber agua del riachuelo que le pasaba cerca, para intentar sobrevivir el mayor tiempo posible hasta que lo rescataran.

También dijo que mientras esperaba que lo salvaran, veía helicópteros sobrevolando el lugar, sin advertir su presencia.

Cuando finalmente lo encontraron, el joven fue transportado precisamente por un helicóptero de la empresa «HeliUshuaia» que ofreció ayuda para el rescate.

El piloto Roberto Valdes, al mando de la nave, logró llegar al sitio de la grieta y sin posarse en el suelo, debido a las irregularidades del terreno, logró que subieran la camilla con el accidentado que de inmediato fue llevado hasta la ciudad, en una compleja y arriesgada maniobra.

Shaked confesó que hace unos años se enfermó de cáncer y que esta vez fue la segunda que se enfrentó a la muerte.

«No es algo simple. Hay que cuidarse con responsabilidad. Volar en el viaje pero no volar de tu viaje», concluyó en uno de sus mensajes en la red social

A %d blogueros les gusta esto: