Un acoso callejero terminó en un accidente con una joven amputada de una pierna

En hecho ocurrió a las 3:30 de la madrugada de este jueves cuando cuatro chicas, de entre 17 y 20 años, salieron de una fiesta y esperaban un taxi en la calle, a la altura de Humberto Primero y la avenida General Paz.

Un caso inusual de acoso verbal callejero en la ciudad de Córdoba llevó a una chica de 17 años a sufrir la amputación de una de sus piernas. El hecho ocurrió este jueves, cuando el conductor de una camioneta y sus acompañantes detuvieron el vehículo para hostigar a un grupo de adolescentes que cruzaba la calle, provocando un accidente de tránsito en la vereda que dejó en grave estado a una de ellas. Tras el siniestro, el hombre huyó de escena y dejó a la chica tirada. Este viernes se entregó ante la Justicia de Córdoba.

Según testigos y de acuerdo a lo que surge de las filmaciones, una camioneta Hilux se habría detenido de manera abrupta en el lugar para decirles supuestos “piropos”, una práctica extendida y naturalizada de violencia de género que sufren cotidianamente miles de mujeres.

Producto de la frenada abrupta, un Peugeot 207 gris eludió a la camioneta, se subió a la vereda, embistió a una de las jóvenes y la arrastró hasta un poste de energía. Tras el accidente, la camioneta escapó a toda velocidad.

La adolescente fue trasladada en ambulancia al Hospital de Urgencias, donde los médicos la atendieron. Sufrió la amputación de la parte baja de su pierna izquierda y sigue internada. 

“Le aplastó la pierna. Nosotras zafamos de la nada. Esta vez fue ella, pero podríamos haber sido las cuatro”, expresó una de las amigas en diarios locales. “Le amputaron la pierna. Tiene 17 años, toda una vida por delante y estos infelices le arrebataron la pierna en un segundo”, lamentó entre lágrimas.

“Queremos que el conductor se haga responsable”

Verónica, la madre de la adolescente que fue gravemente herida por el accidente de tránsito contó que su hija “resistió bien la operación”. Fue tal el impacto que sufrió que los médicos debieron tomar la drástica decisión porque “la pierna no tenía circulación”.  Sin embargo, no descartan aplicarle una amputación por encima de la rodilla ante la gravedad de las heridas.

“Queremos que el conductor de la camioneta también se haga responsable, porque por una negligencia suya, a mi hija le falta una pierna”, sostuvo Verónica en medios locales.

El fiscal Rubén Caro imputó al conductor del Peugeot por lesiones graves culposas agravadas por el uso de un vehículo. El test de alcoholemia, realizado en la Unidad Judicial de Accidentología Vial, le dio negativo.

A %d blogueros les gusta esto: