Increíble adoptó un gato y no para de crecer ya pesa 12 kilos

Cuando Yulia adoptó a Kefir, un gato de la raza Maine Coon, en 2020, no se imaginaba el tamaño que acabaría alcanzando. Era un pequeño cachorro blanco con las orejas puntiagudas y los ojos amarillos. Sin embargo, con lo años, ha crecido más de lo que imaginaba.

Midiendo metro y medio de largo, sin contar la cola, y pesando 12 kilos, la gente por la calle lo confunde con un perro o un lince, por sus orejas. Sin embargo, su dueña explica que esa raza tiende a tener grandes dimensiones y que, incluso, Kefir podría crecer aún más, ya que solo tiene dos años.

Aun así, muchas personas han puesto en duda la veracidad del gato y creen que es una farsa ideada por Yulia para tener más seguidores. Por ello, ella quiso aclarar que su mascota no es “falso” ni se trata de “un peluche” y prometió que aparecería más por su cuenta.

Además, compartió vídeos en TikTok de su día a día juntos y también un recopilatorio de cómo había ido creciendo. Según el medio Uno TV, la joven habría recibido ofertas económicas para su mascota, pero ella las habría rechazado.

A %d blogueros les gusta esto: