El santafesino Germán Martínez reemplazará a Máximo Kirchner como jefe de bancada del FdT

El diputado nacional santafesino Germán Martínez fue designado hoy presidente de la bancada de legisladores del Frente de Todos de la Cámara baja en reemplazo de Máximo Kirchner, quien renunció a ese cargo en discrepancia con el acuerdo logrado por el Gobierno con el FMI.

La decisión fue adoptada por el presidente Alberto Fernández y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quienes se reunieron en la Casa Rosada con Martínez, un licenciado en Ciencias Políticas de 46 años.

La elección de Martínez fue acordada al cabo de una serie de reuniones y negociaciones que se desarrollaron durante todo el día y que encabezaron directamente Fernández y Massa.

La confirmación del nuevo líder del bloque del Frente de Todos llegó pasadas las 20 y fue realizada por el propio Martínez en diálogo con la prensa acreditada en la Casa de Gobierno, donde expresó su compromiso de bregar por la "unidad" de la bancada.

Lo hizo tan sólo unos minutos después de haber participado de la reunión que encabezó el primer mandatario en la que, además de Massa, estuvo el jefe de Gabinete, Juan Manzur.

"El Presidente me pidió que trabaje por la unidad del bloque del Frente de Todos", fue una de las expresiones con las que el dirigente parlamentario resumió el espíritu de la reunión en la que se formalizó su nombramiento.

Además, Martínez se encargó -en todo momento y ante cada consulta periodística- en autodefinirse como "parte" de un bloque y de elogiar sin medias tintas el trabajo realizado hasta el lunes por Máximo Kirchner en la conducción de la bancada.

"Estuve en comunicación con Máximo antes que se comenzara a hablar de mi designación. Le dije lo que era mi sentir de una fuerte consternación" por su renuncia "porque tengo una profunda admiración por él. Lo vi trabajar dos años y realizar una tarea enorme", afirmó.

Respecto de su nuevo rol, el político rosarino citó a Néstor Kirchner para sostener que se percibe "como un militante, un tipo común con una responsabilidad", pero anticipó que "van a encontrar" en él "una actitud proactiva en defensa de las decisiones del Presidente de la Nación".

Según diversas fuentes, la designación de Martínez comenzó a trabajarse desde el lunes por la noche pero cobró fuerza durante la jornada de hoy, especialmente luego del encuentro que mantuvieron en horas de la mañana el presidente Fernández y Massa.

Al salir de esa reunión que se realizó en la Quinta de Olivos, el líder del Frente Renovador afirmó que se habían "barajado" varios nombres pero destacó que quien fuera designado tendría que trabajar en "buscar la cohesión en el Frente de Todos".

Ya por la tarde, pasadas las 18.30, Massa llegó con Martínez a la Casa de Gobierno para que fuera el propio Fernández quien le hiciera formalmente el ofrecimiento.

"Unión" y "cohesión" fueron los términos utilizados durante todo el día para calificar la tarea que deberá encarar y que Martínez ya dijo vivir como su norte.

"Me gustaría una mesa de bloque muy activa que pueda representar las miradas que habitualmente hay en el Frente de Todos. Somos un bloque muy diverso", apuntó.

Desde el entorno de Martínez comentaron que esta semana -en la que se inició formalmente el período de sesiones extraordinarias pero que no tiene agenda parlamentaria definida- será usada para trabajar en el diálogo "interno" con los integrantes del bloque oficialista y dejar, para una posterior etapa, el contacto con la oposición.

"Mi intención es dialogar con cada uno de ellos para tener el pulso más fino de lo que piensan. Confío en el camino que trazó el Presidente con el acuerdo anunciado el día viernes", dijo Martínez sobre el arreglo con el FMI, y sostuvo que todavía no pudo dialogar con la diputada Cecilia Moreau, quien por estas horas puso a disposición la renuncia a la vicepresidencia segunda del bloque oficialista.

Respecto de posibles disidencias dentro de la bancada en diversos temas añadió: "No hay diferencia que pueda tener con un compañero de bloque que me impida la posibilidad de articular con él".

El trabajo más inmediato del flamante líder parlamentario no está tan signado por el debate sobre el acuerdo con el Fondo Monetario, que podría llegar mucho más adelante, sino respecto del temario propuesto por el Ejecutivo para las sesiones extraordinarias.

"Para poder tratar los 18 puntos que el Presidente planteó en el decreto de convocatoria a Extraordinarias tenemos la necesidad de conformar muchas comisiones. Entraremos en articulación hacia adentro del bloque y con la oposición para conformarlas", explicó.

Sobre el temario propuesto, dijo que "vale la pena" discutir "a fondo" pensando en el desarrollo futuro del país y, entre otros, destacó el proyecto de Electromovilidad, el de Producción de Cannabis y el de Desarrollo Agroindustrial.

El diputado santafesino, cercano al exministro de Defensa Agustín Rossi, insistió con su postura en favor del consenso y la unidad en la bancada: "Me parece que tenemos que hablar mucho, escuchar, persuadir, conversar, analizar, aportar y me parece que ese es el camino que nosotros tenemos" que transitar.

"La Argentina está viviendo un momento muy particular, con muchas dificultades y el Presidente me pidió que trabaje por la unidad del bloque del Frente de Todos, que trate de aprovechar todo lo hecho por la conducción de mi compañero Máximo Kirchner y que podamos a partir de esa enorme tarea realizada seguir avanzando en los objetivos que tiene la gestión", abundó.

A %d blogueros les gusta esto: