Se negó a declarar el músico "L-Gante" en la causa por presuntas amenazas de muerte

El cantante Elián Valenzuela, conocido popularmente como "L-Gante", se negó hoy a declarar en el expediente que lo tiene como imputado por presuntas amenazas de muerte y lesiones denunciadas por un vecino suyo de la localidad bonaerense de General Rodríguez y calificó al caso como "una payasada", informaron fuentes judiciales.

"Me negué a declarar. No sé de qué arma están hablando, a mi mamá le encontraron un arma de juguete", aseguró este mediodía el músico a la salida de la fiscalía de esa localidad del oeste del conurbano.

Según las fuentes, en la misma audiencia también se negó a declarar la pareja de Valenzuela (21), Tamara Báez, madre de su hija de pocos meses.

En declaraciones a la prensa, el joven músico sostuvo que "todo esto es una payasada" y que sufrió "dos allanamientos" en sus domicilios, donde le rompieron una puerta.

"Hay gente que quiere perjudicarme y que vaya preso", afirmó "L-Gante" y agregó que todos los que declararon en su contra "mienten".

El joven, referente de la cumbia 420, señaló que nunca tuvo problemas con sus vecinos y prometió que al barrio Bicentenario, en General Rodríguez, continuará yendo, "como siempre".

"Cada uno tiene que hacerse cargo de sus hechos como un hombre", afirmó ante los periodistas y añadió: "No tuve miedo de ir a la cárcel."

En tanto, su abogado, Alejandro Cipolla, afirmó que detrás de la denuncia contra su defendido "hay un intento de sacar un rédito económico".

"Hay testimonios que se contradicen. Confiamos en que la Justicia va a resolver a favor nuestro", manifestó el letrado.

Valenzuela ingresó a las 10.40 junto a su novia Báez a la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 9 de General Rodríguez, a cargo de la fiscal Alejandra Rodríguez.

La pareja estuvo acompañado del abogado Cipolla y de un grupo de más de 10 personas.

Valenzuela y la madre de su hija Jamaica estuvieron cerca de una hora ante la fiscal de la causa, donde mantuvieron un trato "correcto y formal", indicó una fuente judicial presente en la audiencia.

Tras las indagatorias, la instrucción de la causa continuará con la recolección de pruebas y el testimonios de testigos que proponga la defensa, señaló la misma fuente.

"Vamos a presentar testigos y realizar una ampliación de la declaración indagatoria. Entendemos que con eso habrá una falta de mérito", agregó Cipolla.

El cantante está imputado del delito de "abuso de arma de fuego y amenazas agravadas", mientras que a Báez se la acusó por "lesiones leves".

"Yo le recomendé que no declare y que luego la haga por escrito. Él quiere declarar porque dice que es inocente", dijo el abogado minutos antes de la indagatoria, por lo que finalmente el músico siguió el consejo de su defensor.

El letrado indicó que aún no tomó vistas del expediente en el cual constan las últimas actuaciones, incluidos los dos allanamientos en dos domicilios del músico, donde se secuestró una réplica de una pistola Bersa Thunder 9 milímetros.

"Es un arma de juguete. No puede hacer particularmente nada", remarcó el letrado en relación a lo incautado.

Sobre la pena que podría recibir el músico en caso de que lo hallen culpable de los delitos que le imputan, Cipolla señaló que no cree que el proceso judicial termine en una condena sino en "una suspensión de juicio a prueba".

"En cuanto al agravante por arma de fuego no va a prosperar porque es un arma de juguete", aseguró.

Por su parte, la fiscal Rodríguez imputó a la pareja luego de los dichos de al menos cinco testigos y del análisis de las filmaciones en donde se los ve, junto con otro grupo de personas, yendo a increpar a un joven de 21 años.

Este muchacho denunció que el sábado pasado "L-Gante" lo amenazó de muerte y, luego, efectuó un disparo de arma de fuego al suelo.

En su presentación ante la Policía, el denunciante aseguró que su madre, una hermana y una prima también recibieron amenazas por parte del músico cuando intentaron interceder en la pelea.

Según fuentes policiales, la confrontación se produjo después que al músico le comunicaron que ese vecino estuvo la noche anterior trepado en el techo de la casa de su madre con presuntas intenciones de robo, algo que de todas formas no fue denunciado.

La fiscal estableció la imputación de Báez tras hallar en el lugar del hecho cuatro uñas postizas que coincidían con las marcas de lesiones que tenía la víctima.

También se peritan un plomo y una vaina entregada por los denunciantes, elementos balísticos que serán analizados, indicaron las fuentes.

"La vaina fue obtenida por un vecino que la levantó. Es una prueba contaminada. Es un barrio muy picante, encontrar una vaina no es llamativo", concluyó el abogado defensor.

La indagatoria se realizó dos días antes del show que "L-Gante" tiene previsto ofrecer en el parque público de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli.

A %d blogueros les gusta esto: