Lanzan una guía para prevenir desbordes en el "Último Primer Día" de clases

La Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), presentó una guía de "acompañamientos y cuidados" para abordar el “Último Primer Día de Clases” (UPD), tradicional festejo que realizan los estudiantes del último año del secundario, informó el organismo en un comunicado.

“Promovemos el armado de una mesa de gestión local con distintos actores de la comunidad, organizaciones sociales, dispositivos de la Red Federal de Sedronar, áreas municipales de juventudes, entre otros, para pensar estrategias preventivas en eventos como el UPD", dijo la titular dela Sedronar, Gabriela Torres.

"Siempre que hablamos de juventudes, hablamos de qué tiene que hacer el mundo adulto para acompañarlos”, resaltó Torres durante el encuentro en el que presentó el documento junto a la directora nacional de Prevención y Cuidado en Materia de Drogas de la Sedronar, Rosario Castelli, y las coordinadoras de Juventudes y de Ámbitos Específicos, Vanesa Escobar y Mariela Staffolani, respectivamente.

El UPD se instaló como un ritual entre las chicas y los chicos que inician su último año de secundaria; y representa una preocupación para los adultos ya que se encuentra atravesado centralmente por un consumo excesivo de alcohol en la noche anterior.

En este sentido, el organismo desarrolló este material preventivo para trabajar en los espacios que integran la Red Federal de la Sedronar, áreas de juventud y educación, y referentes comunitarios y territoriales.

Algunas de las recomendaciones para los adultos son: “realizar un mapeo de cuáles son los espacios públicos de encuentro con los que cuentan los y las jóvenes para realizar actividades en su comunidad; evaluar si son espacios de cuidado o presentan riesgos para ellos".

También "estar presentes el día de la celebración del UPD para poder garantizar la disponibilidad de recursos de salud, ubicar gazebos o "puestos" con referentes comunitarios y educativos que dispongan de agua, comida y golosinas en los lugares de encuentro de los y las jóvenes”, detalla el documento.

Asimismo, se recomienda que en caso de encontrarse con jóvenes en situación de consumo excesivo de alcohol, “se deberá llamar al número de emergencias local si presentan signos de intoxicación; no dejarlos solos ni solas y contactar con los adultos responsables, más aún, si son menores de 18 años.

A %d blogueros les gusta esto: