Diputados debaten el acuerdo con el FMI en el Congreso

Pasadas las 14:20, los legisladores comenzaron a debatir el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo que en la noche del jueves logró obtener dictamen parlamentario con un fuerte respaldo político para ser llevado al recinto, donde se espera que obtenga media sanción y pase a la Cámara de Senadores. Se espera que la sesión se extienda hasta la medianoche.

La Cámara de Diputados debate desde las 14:20, en el marco de una sesión especial, el proyecto de ley que avala el acuerdo con el FMI, a partir del dictamen que obtuvo un amplio respaldo político en la noche del miércoles luego de intensas negociaciones.

La sesión, que se inició con la presencia de 129 diputados en el recinto, número exacto para el quórum, se extendería hasta la medianoche.

En la apertura, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, precisó que el acuerdo con el FMI será "el único tema del temario de la sesión" y pidió a los diputados que el debate sea "con el máximo respeto y nivel posible, teniendo en cuenta la trascendencia del tema, ya que es la primera vez en la historia democrática que un tema de estas características se debate en el Congreso".

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari

Minutos después de que comenzara la sesión, un grupo de manifestantes de izquierda que concentraba en la plaza comenzó a arrojar piedras y quemar neumáticos en la zona, tras lo cual efectivos de la Policía de la ciudad de Buenos Aires armaron un escudo frente al edificio del Congreso e iniciaron un operativo de desalojo.

El debate

En la primera exposición, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller (Frente de Todos), aseguró que "este gobierno, por sus principios, jamás hubiera recurrido al FMI sino que recibió una autentica bomba de tiempo y debió sentarse a negociar" con el organismo internacional.

Foto Ral Ferrari
Foto: Raúl Ferrari

"Hay un gobierno que por sus principios jamás hubiera recurrido pero que recibió una autentica bomba de tiempo y debió sentarse a negociar", enfatizó el legislador al exponer en el recinto en la sesión especial de la Cámara de Diputados.

En ese marco, Heller sostuvo que en el acuerdo "no se respetan los típicos aspectos de la ortodoxia que han primado en otros entendimientos" aunque dijo, "no hay nada que festejar".

Entre las primeras exposiciones, la diputada nacional por el Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires, Alicia Aparicio, dijo que “no hay nada que festejar” y agregó: "Hoy no habrá ganadores”.

En su discurso, la legisladora elogió la decisión del presidente Alberto Fernández de enviar el acuerdo al Congreso porque “le devuelve al Poder Legislativo su facultad en la materia y otorga mayor institucionalidad” y aseguró que “este acuerdo es el único posible ante las circunstancias que hoy vive la Argentina”.

En ese sentido, agregó que el país “no puede hacerse cargo de los pagos acumulados” y subrayó que “la diferencia favorable en el saldo exportador que hubo el año pasado, ni siquiera alcanza para pagar el vencimiento de 19 mil millones de dólares que se viene”.

Por su parte, el diputado nacional de la UCR por Mendoza, Lisandro Nieri, consideró que el acuerdo con el FMI "nace obsoleto" y es "poco transparente", al sostener que "no soluciona los problemas de nuestro país".

Para la legisladora, "aún cumpliendo las metas deja a nuestro país en diciembre de 2023 en una situación de mayores desequilibrios macro que la observada en 2019″ y dijo que "no soluciona los problemas de nuestro país".

La diputada nacional del interbloque Federal Graciela Camaño anticipó luego su respaldo al acuerdo firmado entre la Argentina y el FMI, aunque le reclamó "austeridad" al Gobierno del presidente Alberto Fernández.

"Vamos a acompañar", dijo la legisladora al hablar durante la sesión que se lleva a cabo esta tarde en la Cámara de Diputados.

Agregó que "es la primera vez" que el Congreso "vota una autorización de financiamiento para que el Poder Ejecutivo Nacional tome un empréstito y resuelva su deuda externa".

"Hemos tenido la inteligencia, el año pasado, de votar todos una ley que limita al Poder Ejecutivo y le devuelve atribuciones al Legislativo", recordó Camaño.

No obstante, destacó que "quien deberá hacer el esfuerzo para cumplir con esto será el Gobierno de Alberto Fernández".

"Menos compra de fiambre. Que sepa que está gobernando un país con el 40% de pobres y no Suiza. Porque el título de esta película debería llamarse ‘austeridad’", sentenció.

López Murphy y los liberales votarán en contra

El diputado nacional de Republicanos Unidos e integrante del interbloque de Juntos por el Cambio Ricardo López Murphy anticipó que votará en contra del acuerdo entre el Gobierno argentino y el FMI, en disidencia con la decisión de la mayoría de su bancada y del oficialismo.

"Mis convicciones, el compromiso que asumí con mis votantes no me permiten estar a favor de autorizar este financiamiento. Tampoco puedo estar a favor de semejante impuestazo y de un proyecto que atenta contra el futuro el país y de todos nosotros. Hoy mi patria me lo demanda y por eso adelanto mi voto negativo", sentenció López Murphy.

El diputado nacional formuló estas palabras durante su intervención en la sesión que se lleva a cabo en la Cámara baja.

Por su parte, los cuatro diputados que se declaran liberales anunciaron también que votarán en contra del proyecto de ley y cuestionaron la "economía parasitaria".

Aunque en bloques distintos, el porteño Javier Milei, de La Libertad Avanza, y el bonaerense José Luis Espert, de Avanza Libertad, coincidieron en su rechazo a la iniciativa que cuenta con el apoyo del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio, los principales bloques de la Cámara.

"Rechazamos este proyecto que es altamente cuestionable desde el punto de vista técnico y reprochable desde lo moral. Este gobierno está tomando deuda con este acuerdo. Y la deuda son impuestos futuros. La fiesta de la generación presente se la están cargando a los que todavía no nacieron", aseguró Milei.

Milei agregó que "este ajuste lo debe pagar la casta política y si no lo paga la casta política que se los lleve puestos a todos" y anunció su voto "en contra de esta porquería".

Más calmo, Espert añadió que "el que paga el ajuste es la gente de laburo, los emprendedores, los productores, los empleados".

"Este es un programa que revienta de impuestos a la gente del sector privado. No podemos votar a favor de ninguna manera de este presupuesto de gastos que está en el acuerdo. El camino es más libertad y más mercado. No más intervención", dijo.

Además, enfatizó que su postura "no tiene que ver con la ideología" porque "la deuda hay que pagarla", aunque calificó como "desastroso" el programa económico del ministro Martín Guzmán.

"No echan ñoquis, no le ponen límite a las jubilaciones sin aportes. Que el ajuste lo pague el clientelismo", aseveró.

A %d blogueros les gusta esto: