La Plata: el Municipio triplicó los controles contra el transporte ilegal 

Con el fin de garantizar la seguridad de los pasajeros y combatir la competencia desleal respecto de taxis y remises que desarrollan la actividad de manera legal, la Municipalidad de La Plata triplicó los controles tendientes a erradicar el transporte ilegal de la ciudad.
El intendente Julio Garro mantuvo un encuentro con remiseros y taxistas
En ese contexto, el intendente de la capital bonaerense, Julio Garro, mantuvo un encuentro con taxistas y remiseros locales con el objetivo de acompañar al sector, escuchar sus dificultades y aunar recursos y esfuerzos para resolver la problemática que afecta diariamente su trabajo y la integridad de los vecinos que utilizan el transporte ilegal.
"Estar cerca y escuchar cuáles son las dificultades de un sector tan importante de nuestra ciudad, como es el de remiseros y taxistas, es siempre el primer paso para poder trabajar en soluciones reales”, enfatizó el Jefe Comunal; al tiempo que valoró: “Así como en su momento lo hicimos con medidas económicas que en el peor momento de la pandemia los ayudaron a sobrellevar la situación, hoy estamos, en la post-pandemia, ante nuevos desafíos que afrontar".
"Desde el sector nos transmiten una preocupación clara por el transporte ilegal, algo que tenemos presente y en lo que trabajamos desde el Municipio con una política muy activa en términos de control”, aseguró Garro; mientras que indicó: “Nuestra prioridad es estar siempre del lado de los que trabajan y hacen las cosas bien, no solo porque es lo correcto sino porque, cuando las cosas se hacen de forma irregular, se pone en riesgo a los vecinos".
De esta manera, el Municipio triplicó los controles contra el transporte. Durante los mismos, los agentes comunales exigen la habilitación al día, la licencia de conducir profesional, el seguro y la VTV, documentación con la que no cuentan los vehículos que desarrollan la actividad de manera irregular.
Cabe recordar que, con el fin de acompañar y apoyar a este sector afectado por el cese de actividades derivado de la pandemia de Covid-19, el Municipio redujo un 50% las tasas municipales de taxis, remises, transportes escolares y coches escuela habilitados; y extendió 2 años el plazo para la renovación de las habilitaciones de remises y taxis.
En el mismo sentido, la Comuna aprobó la incorporación y habilitación de vehículos de mayor porte, como los modelos Partner, Kangoo y Berlingo, para que los transportistas puedan realizar viajes más largos y trasladar a personas con discapacidad motora; y, en enero de este año, autorizó la tarifa nocturna, entre otras medidas.

A %d blogueros les gusta esto: