El metal argentino y la memoria se abrazan en un nuevo aniversario del 24 de marzo

El metal argentino y la memoria se abrazarán el próximo jueves en la Plaza del Congreso con el regreso del Festival "Nunca Más", que reunirá sobre el escenario a distintos referentes de la escena emergente del género pesado nacional, que desde hace 15 años se organizan para levantar la voz por las políticas de Memoria, Verdad y Justicia en un nuevo aniversario del golpe de Estado de 1976.

En su regreso presencial, el colectivo de artistas plantea que la “batalla cultural está en marcha” y debe darse desde las “calles” que “son un terreno en disputa”, y confirmaron que desde las 14 estarán sobre el escenario algunos exponentes como La Ira del Ser, Bazofias, Holocausto, Exocet, Bomba al Estado, Tungsteno, Retrosatán y Against.

En diálogo con Télam, el músico Diego Abrego, uno de los históricos organizadores del festival, recordó el comienzo de esta historia que comenzó dieciséis años atrás cuando algunos amantes del metal se encontraron “algunos marchando de forma independiente y otros encolumnados en organizaciones o partidos políticos” y se dieron cuenta de que eran “una pequeña fuerza” que tenía la chance de “armar algo que nos aunara con los demás componentes de este movimiento metálico”.

“Dentro del género hay mucha gente que tiene naturalmente una opinión política antirepresiva pero que por ahí no comulga con ninguna idea política partidaria. Así que generamos un lugar de encuentro para que puedan expresarse de esta forma. Fue así que llegó la primera edición al siguiente año, con cinco o seis bandas, un sonido muy pequeño sustentado de forma cooperativa, autogestiva e independiente, por los mismos músicos”, señaló.

Con un público que fue “creciendo año tras año”, en el 2019 se reunieron más de 5.000 personas del “palo rockero pesado y metálico” para pronunciarse tanto sobre las consignas de Memoria, Verdad y Justicia, como de las “desapariciones y apremios ilegales en manos del Estado” y sus fuerzas de seguridad: “Tenemos más de 7.000 casos de gatillo fácil desde la llegada de la democracia y otros tantos casos de desapariciones de pibes”, agregó.

“El metal es tal vez la expresión más radicalizada de la cultura rock. Y más de la forma en la que hacemos el metal en Sudamérica. Por eso es natural que nosotros tengamos una lírica y un mensaje combativo, antisistema, de protesta y denuncia social, porque está en los albores del género en nuestro país. Las bandas pioneras tenían ese mensaje; después, bueno, hubo referentes masivos del género que se desviaron del camino marcado por las bases que fundaron el movimiento”, reflexionó.

Para Abrego y los miembros de la organización metalera, que reúne tanto a músicos como a intelectuales y académicos, “el heavy metal es combativo, contestatario y libertario en el buen término de la palabra y no en el mal uso que le han dado últimamente”, y que el compromiso por las “banderas del Nunca Más es por los de ayer, por los de hoy y por los de mañana”.

“El festival no es un festival de bandas de por sí, sino que lo tomamos como un acto político no partidario con una expresión artística radicalizada como la expresión metálica. Y bueno, interactuamos con otros componentes de las fuerzas populares que hay en el medio”, sostuvo sobre este festival, que ha contado con la presencia de referentes de organizaciones de derechos humanos en varias de sus ediciones.

El próximo jueves, donde además se recibirán donaciones de alimentos no perecederos para el comedor la Olla Popular Los Amigos de Domínico y el Merendero Borgi de San Fernando, habrá una lectura de un documento consensuado por los miembros de la organización “Nunca Más”.

También participarán integrantes del Sindicato Argentino de Músicos que disertarán sobre “la perspectiva del músico trabajador” y presentarán su “visión sobre los años del terrorismo de Estado”.

A %d blogueros les gusta esto: