Dos detenidos, un prófugo y una falsa denuncia por el asesinato de dos hermanas en Rosario

Dos personas fueron detenidas y una está prófuga por sus presuntas participaciones en el doble crimen de las hermanas Gorosito, dos jóvenes cuyos cuerpos aparecieron baleados ayer en un descampado del Gran Rosario, mientras se investiga una falsa denuncia de robo automotor relacionada al caso, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Uno de los detenidos es un joven de 18 años de nacionalidad paraguaya que había quedado demorado ayer tras ser interceptado por personal de Gendarmería en un operativo de saturación en la zona del crimen, en un automóvil con rastros de sangre.

El otro es un hombre de 30 años, identificado como Damián Ezequiel R., arrestado en uno de los cuatro allanamientos ordenados por el fiscal que investiga el doble crimen, Patricio Saldutti, precisaron las fuentes.

Como resultado de los operativos realizados ayer quedó demorada una mujer de 41 años que luego fue desligada de la investigación, mientras que un tercer implicado, identificado como Lucas C., está prófugo de la Justicia, añadieron los informantes.

Los dos detenidos serán llevados a “audiencia imputativa en principio en el día de mañana” y “los roles asignados se mantienen en reserva hasta el momento de la audiencia”, informó hoy la Fiscalía Regional Rosario.

Los cuerpos de las hermanas Estefanía Mariel (25) y Marianela Andrea Gorosito (28) fueron encontrados ayer boca abajo en un basural ubicado en El Chajá y Camino de Los Indios del barrio Cabín 9, en la localidad santafesina de Pérez, lindera con Rosario hacia el oeste.

Según determinó la autopsia, el cuerpo de Estefanía presentaba ocho impactos de arma de fuego y el de su hermana Marianela cuatro heridas de bala.

Sin documentación encima, las mujeres fueron reconocidas por un hermano que vio la noticia del hallazgo de los cuerpos en los medios de comunicación y se acercó al lugar.

La primera pista firme que tuvieron los investigadores fue la demora de un joven de 18 años, identificado como William E.L., quien conducía un Citröen C3 color gris cuando un retén de Gendarmería intentó detenerlo la noche del martes en El Chajá al 200, indicaron voceros del caso.

Las mismas fuentes agregaron que el automóvil, en el que apartemente iban cuatro personas, fue abandonado en ese sitio y personal de Gendarmería persiguió y logró capturar al joven de 18 años.

Luego se realizaron pruebas de rastros sobre los vidrios, hisopados de sangre en el asiento trasero, se encontraron prendas con rastros de sangre y se secuestraron dos cartuchos intactos y una bala de plomo encamisada deformada en la vereda de calle El Chajá al 200.

El auto, además, tenía un orificio de salida de bala en una de las puertas traseras, dijeron a Télam fuentes policiales.

A partir de esos datos y de testimonios recogidos por los investigadores, el fiscal Saldutti solicitó ayer cuatro allanamientos en Iriondo 3100, Ancaste 2600, Melián 6300 y Giacaglia 7700, todos domicilios de Rosario.

En Melián al 6300 fue detenido anoche Damián Ezequiel R., de 30 años, propietario del Citröen3 C3 ligado al doble crimen.

Fuentes policiales indicaron que el hombre dijo que su auto había sido robado en la puerta de su vivienda porque olvidó las llaves puestas, y cuando a la madrugada advirtió el error salió a la calle y se lo habían robado.

Incluso, presentó una denuncia –que los investigadores consideraron “falsa”- por el robo del automotor, que había radicado en la seccional sub20 de Rosario.

El hombre será imputado mañana junto al joven de 18 años, mientras la Policía busca a un tercer sospechoso, Lucas C., quien “es requerido en relación al hecho de doble homicidio”, informó hoy la Fiscalía.

Los roles que el fiscal Saldutti les asignará en relación al doble crimen de las hermanas aún no se conocen, pero los investigadores creen que las mujeres fueron asesinadas el martes tarde-noche y luego trasladadas en el automóvil hasta el lugar donde aparecieron los cuerpos “descartados”.

A %d blogueros les gusta esto: