Continúa hoy paro de los choferes de las líneas 620 y 382 y se reunirán en asamblea

Los colectiveros de las líneas 620 y 382, que prestan servicio en la localidad de Gregorio de Laferrere, en el partido bonaerense de La Matanza, continuaban hoy realizando un paro total de actividades en «solidaridad» con Daniel Barrientos, el colectivero asesinado ayer en la localidad de Virrey del Pino, en ese populoso distrito de la provincia de Buenos Aires.

«Seguimos en Laferrere, con un paro de las dos líneas 620 y 382, ahora estamos en el velatorio del compañero Barrientos. Hasta hoy a las 24 vamos a estar de paro en las dos líneas. Y nos vamos a volver a reunir en asamblea para decidir cómo seguimos con nuestros reclamos», dijo a Télam Antonio Strazzeri, uno de los delegados gremiales de la línea 620.

Un chofer de colectivos -que estaba a punto de jubilarse- fue asesinado ayer de un tiro en el pecho supuestamente por delincuentes que subieron a la unidad para robarle a los pasajeros y que, antes de huir, se tirotearon con un efectivo de la Policía de la Ciudad que viajaba a bordo, en la localidad de Virrey del Pino, partido de La Matanza, y por el hecho hay un sospecho detenido que esta tarde fue reconocido por un testigo en una rueda de presos.

En tanto, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, fue agredido ayer con golpes de puño y piedrazos por un grupo de choferes de colectivo que protestaban por el asesinato de Barrientos, crimen por el cual la UTA declaró un paro de actividades que dejó sin transporte público de pasajeros a amplias zonas del conurbano.

El asesinato del colectivero Daniel Barrientos fue perpetrado a las 4.30 de ayer en la localidad de Virrey del Pino, donde su vehículo fue abordado por dos delincuentes, uno de los cuales le disparó en el pecho, de acuerdo con las primeras versiones difundidas por la Policía y avaladas por testigos.

Un policía de la ciudad de Buenos Aires estaba en el colectivo y se tiroteó con los ladrones debajo del vehículo. Las autoridades bonaerenses anunciaron que un sospechoso fue detenido e involucrado en el caso, mientras un automóvil fue usado para la huida de los atacantes de Barrientos.

El lunes, los compañeros del chofer asesinado se reunieron en protesta en la avenida General Paz y Juan Manuel de Rosas, adonde poco antes del mediodía se presentó Berni -quien llegó al lugar de la manifestación a bordo de un helicóptero- con la intención de dialogar con los choferes.

Sin custodia policial visible, Berni fue recibido con palazos, piedrazos y golpes de puño, lo cual le generó una fractura malar y hundimiento de la órbita ocular, según informó el ministro bonaerense.

En tanto, Berni aseguró hoy que su cartera destinó una parte de su presupuesto en la colocación de cámaras para los colectivos que circulan por el conurbano bonaerense y consideró que hay que «reclamarle a los dueños de las empresas que no han hecho la inversión».

Además el funcionario provincial aseguró que «hubo infiltrados» en la manifestación de choferes de colectivos que se realizó ayer en repudio al asesinato de Barrientos, que se llevó a cabo en Avenida General Paz y José Manuel de Rosas.

«Fuimos ayer para resolver el problema. Cuando asumimos, hicimos la inversión para la colocación de cámaras en todas las unidades. El Gobierno de la Provincia hizo la inversión. Tendrían que reclamarle a los dueños de las líneas de transporte porque no han hecho la inversión», señaló hoy Berni en declaraciones para Radio La Red.