Emmily consumió alcohol, marihuana, cocaína, MDMA y ketamina, según estudios toxicológicos

Un estudio toxicológico reveló hoy que la modelo brasileña Emmily Rodrigues consumió alcohol, cocaína, marihuana y drogas sintéticas antes de caer por una ventana del sexto piso de un edificio del barrio porteño de Retiro, en marzo pasado, hecho por el cual estuvo detenido el empresario del agro Francisco Sáenz Valiente, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de un informe del Laboratorio de Toxicología y Química Legal del Cuerpo Médico Forense que fue recibido por el juez de instrucción Martín Del Viso y los fiscales Santiago Vismara y Mariela Labozzetta, el cual fue considerado por los abogados que representan a los padres de la modelo brasileña que «confirman la primera hipótesis, es decir, que hubo suministro de estupefacientes» por parte del dueño del departamento.

Según el estudio al que Télam tuvo acceso, Emmily tenía «un gramo de alcohol en sangre y rastros de metilecgonina (metabolito de la cocaína)», mientras que en el análisis de la bilis fue hallada cocaína y ketamina.

De acuerdo a las conclusiones del estudio, en la orina fue hallada concentración de cocaína, MDMA (componente de la droga llamada ‘Tuci’, la forma abreviada de llamar al ‘Tucibi’ por la pronunciación en inglés de la sigla 2C-B, que es la mal denominada «cocaína rosa»), ketamina y marihuana, mientras que en las fosas nasales encontraron rastros de cocaína.

Tanto el empresario Sáenz Valiente como las mujeres que se hallaban en el departamento habían admitido en el marco del expediente que esa noche habían consumido alcohol y drogas.

En tanto, los hisopados al cuerpo de Emmily dieron negativo respecto a la presencia de líquido seminal, lo que coincide con lo declarado en la indagatoria por el imputado, que aseguró que esa noche no mantuvo relaciones sexuales con la víctima ni que hubiera existido una fiesta sexual.

Sin embargo, durante un allanamiento realizado en el departamento, los detectives policiales secuestraron preservativos usados que están siendo analizados en laboratorios.

Ignacio Trimarco, el abogado que representa en el expediente a los padres de la víctima, aseguró a Télam que estos estudios «confirman la primera hipótesis fiscal, es decir, que hubo suministro de estupefacientes».

«Nadie dijo que Emmily llevó todas estas drogas salvo un cigarrillo de marihuana. El resto de las drogas estaban servidas», afirmó el letrado, quien además apuntó de manera directa contra el empresario del agro: «Esto confirma que (Francisco) Sáenz Valiente no consume casi nada de lo que le da de consumir a Emmily y al resto de las chicas, ya que su toxicológico da solo cocaína».

«El suministro de drogas para nosotros está probado y el desenlace muerte es lo que se está investigando», aseguró el abogado, que sostuvo que «esos delitos suceden puertas adentro y hay un montón de elementos que corroboran que esto no fue un suicidio».

Trimarco también recordó que aún restan conocer los resultados de «pericias de vasos, de las jeringas secuestradas y de otras evidencias».

El hecho ocurrió el 30 de marzo último, luego de que Emmily concurrió a cenar junto a un grupo de amigas a un restaurante de Costanera Norte y, luego, a un bar de Palermo.

La modelo brasileña arribó a las 3.21 de la madrugada al departamento de Sáenz Valiente, en el sexto piso de Libertad 1542, en el barrio de Retiro, manejando la camioneta Jeep Compass que le había prestado su novio.

Según captaron las cámaras de seguridad del edificio, ella y sus amigas Juliana Magalhaes Mourao y Dafne Gutiérrez Santana subieron al departamento de Sáenz Valiente, donde ya se encontraba una cuarta mujer, Lía Figueroa Alves, amiga del imputado.

De acuerdo con los investigadores, tras una madrugada de excesos con ingesta de alcohol, marihuana, cocaína y «tuci», Rodrigues sufrió un aparente brote psicótico y a las 9.18 terminó cayendo desnuda por una ventana al patio interno del pulmón de manzana del edificio, cuando en el departamento solo estaban Sáenz Valiente y Magalhaes Murao, en una muerte que la Justicia intenta dilucidar si se trató de un femicidio o de un suicidio en el marco de algún tipo de ingesta de estupefacientes.

Si bien se aguardan pericias complementarias, la autopsia concluyó que la muerte fue producto de «politraumatismos» y «hemorragias internas y externas» compatibles con la caída del sexto piso y descartó lesiones defensivas previas a la caída o signos de un ataque sexual.

Sáenz Valiente pasó 20 días preso en la alcaidía 4 Bis Anexo de la Policía de la Ciudad, en el barrio de Barracas, hasta que el 18 de abril pasado el juez en lo Criminal y Correccional 31, Martín Del Viso, lo liberó por falta de mérito, decisión judicial que fue apelada por la querella y la fiscalía.