Trabajaba para una aplicación de viajes y dos delincuentes lo mataron de un tiro para robarle

Un hombre de 28 años que trabajaba con su auto para la aplicación de viajes Didi fue asesinado de un balazo por dos hombres que se hicieron pasar como pasajeros y le robaron al menos su teléfono celular en la localidad bonaerense de González Catán, en el partido de La Matanza, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

El hecho fue descubierto ayer a la madrugada en el cruce de las calles Manuel Arrotea y Juan C. Llerena, en el barrio El Talita, de dicha la localidad del partido bonaerense de La Matanza, al oeste del conurbano, hasta donde llegó un patrullero alertado por un llamado al teléfono de emergencias 911 y los policías hallaron un automóvil Chevrolet Meriva color negro.

Al revisar el vehículo, los efectivos encontraron en el asiento delantero el cuerpo del conductor, al que identificaron como Carlos Maximiliano Mattias (28), quien presentaba dos heridas provocadas por disparos de arma de fuego.

Instantes después, Mattias fue trasladado de urgencia en el móvil policial hasta el Hospital Simplemente Evita, de La Matanza, donde fue atendido aunque finalmente falleció como consecuencia de las lesiones sufridas.

Los médicos del hospital señalaron que la víctima presentaba una herida de arma de fuego con orificio de entrada a la altura del pecho y también con politraumatismo de cráneo.

En el centro de salud, los policías se entrevistaron con Antonela, pareja de Mattias y madre de sus dos hijos menores de edad.

La mujer contó que convivía con Mattias en la localidad bonaerense de Cañuelas y que cerca de las 23 del sábado salió de su casa para realizar un viaje en la zona de La Matanza, ya que trabajaba para la aplicación de viajes Didi.

Los investigadores lograron entrevistar luego a un vecino que relató a los policías que escuchó el sonido de una bocina y que cuando se asomó a ver lo que pasaba, observó a dos jóvenes vestidos con indumentaria deportiva que escapaban del auto corriendo.

Los pesquisas hallaron dentro de la Meriva de Mattias una manopla que presuntamente utilizaron los delincuentes para golpear a su víctima, 11.500 pesos, la documentación del rodado y tarjetas de crédito, pero lo que no hallaron fue el teléfono celular de Mattías.

La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo del fiscal Matías Folino, que dispuso que la carátula de la misma sea la de «homicidio agravado por el uso de arma».

El fiscal ordenó en las últimas horas un relevamientos de cámaras de seguridad, aunque por el momento el resultado dio negativo.

En tanto, se realizaban en la zona tareas de campo, ya que los investigadores lograron establecer mediante la aplicación de viajes Didi dónde fue el lugar desde el que fue solicitado el viaje.

En base a ese dato, los pesquisas intentan identificar a los autores, dijeron las fuentes consultadas.