AFIP investigará los plazos fijos, y pedirá la justificación de fondos

Desde que el Banco Central comenzó a implementar la baja progresiva de la tasa de interés, la dinámica de salida de depósitos de plazos fijos se agravó. A esto se suma que el plazo mínimo para que los bancos informen a la AFIP se mantiene en $200.000.

La dinámica de salida de depósitos de plazos fijos se potenció desde que el Banco Central inició la implementación de la baja progresiva de la tasa de interés. Esto se ve complementado por el mantenimiento del plazo mínimo de $200.000 para que los bancos informen a la AFIP, lo que resulta en que la gran mayoría de los depósitos sean comunicados al ente recaudador.

Los datos oficiales de inflación más recientes corresponden a febrero, con un incremento del 13,2%. Los analistas proyectan que pronto se alcanzará un registro mensual de un solo dígito.

El BCRA redujo la tasa nominal de referencia de política monetaria del 100% al 80% anual (TNA) y eliminó la imposición de una tasa mínima para los plazos fijos, permitiendo que los bancos determinen la renta a pagar. Como resultado, los plazos fijos tradicionales ofrecen una tasa promedio del 73% TNA, con variaciones dependiendo del tamaño del banco.

La rentabilidad mensual ofrecida por los plazos fijos se redujo a un 6,08%, considerablemente menos que antes del inicio de las políticas de reducción de la tasa de interés promovidas por el presidente Javier Milei. A pesar de este panorama, el plazo fijo tradicional sigue siendo una opción útil para obtener ingresos mensuales sin dejar los pesos sin generar beneficios.

Cómo justificar los plazos fijos superiores a $200.000

El banco debe informar a la AFIP sobre los plazos fijos iguales o superiores a $200.000, determinando si es necesario solicitar una justificación de los fondos. En caso afirmativo, solicitará documentación respaldatoria como facturas, recibos de sueldo o certificados de ingresos.

De acuerdo con esta disposición, las entidades financieras deben informar a la AFIP sobre los movimientos cuando el total acumulado de las transacciones en moneda argentina o extranjera sea igual o superior a $200.000 mensuales, así como los saldos de las cuentas que superen este umbral al final del período mensual informado.