Mató de un disparo a un joven al que acusó de intentar robarle a su hijo

Un joven mató de un balazo en el pecho a otro al que acusó de intentar robarle con un arma blanca a su pequeño hijo en la localidad bonaerense de Berazategui, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 21, en el cruce de la calles 159 y 22 de la mencionada localidad del sur del conurbano, hasta donde se trasladaron efectivos de la comisaría 1ra. de esa jurisdicción tras un llamado al 911.

Según informaron fuentes judiciales y policiales a Télam, en el lugar, el personal encontró el cuerpo de un joven tendido en la vía pública en posición de decúbito ventral y con una herida de arma de fuego en el pecho.

A raíz de las primeras averiguaciones, los efectivos lograron establecer que, momentos antes, el fallecido portaba un cuchillo tipo "faca" que cubría con una toalla y había intentado robarle las pertenencias a un niño frente a su vivienda.

En esas circunstancias, el padre del menor, de 25 años, salió a la calle al advertir la situación y le recriminó al delincuente por lo que le había hecho a su hijo.

A raíz de ello, el asaltante intentó atacar a facazos al joven, quien en determinado momento extrajo un arma de fuego que llevaba consigo y efectuó un disparo que impactó en el pecho del ladrón.

El fallecido fue identificado por la Justicia como Nahuel Jonathan Torres, quien tenía antecedentes penales por robo en la zona.

Por su parte, los policías secuestraron en la escena del crimen un revólver calibre .22 milímetros con marca y numeración suprimida, ocho vainas servidas y un cartucho intacto que se cree fue utilizado por el padre del nene asaltado.

En la causa intervino la fiscal Gabriela Mateos, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de Berazategui, quien dispuso la aprehensión del padre del niño por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".

Las fuentes judiciales indicaron que el joven se negó hoy a declarar en su indagatoria ante la fiscal Mateos, quien pidió su detención formal, la cual no fue convalidada por el juez de Garantías Diego Agüero, que subroga el Juzgado de Garantías 4 de Berazategui.

Es que el magistrado valoró que el imputado se haya puesto a derecho en la causa de manera espontánea y que de acuerdo a las pruebas colectadas al momento no existen sospechas de un peligro de fuga, detallaron los voceros.

Por este motivo, el hombre quedó en libertad pero sigue imputado en la causa mientras avanza la investigación.

A %d blogueros les gusta esto: