Jugaban en un inflable y se lo llevó el viento cinco niños murieron y cuatro resultaron heridos

Cinco niños murieron y otros cuatro están hospitalizados por caer desde una altura de diez metros, luego de que una ráfaga de viento levantara del suelo un castillo inflable en el que jugaban, en plena celebración de fin de clases en su escuela primaria de la isla australiana de Tasmania.

«Una ráfaga de viento provocó que el castillo inflable saliera volando», citó la cadena de televisión australiana ABC al comisario de Tasmania Darren Hine, quien detalló que el incidente se produjo en la Escuela Primaria de Hillcrest, en Devonport.

«Estos niños debían estar celebrando su último día de escuela primaria y, en su lugar, estamos todos llorando su pérdida», dijo Hine. «Nuestros corazones están rotos por las familias y seres queridos, compañeros de clase y profesores de estos jóvenes que se han ido demasiado pronto», agregó.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, lamentó la tragedia «devastadora» y trasladó su pésame tanto a los allegados de las víctimas y a las autoridades de Tasmania. Y por «respeto» pospuso un viaje a la isla que preveía para mañana, dijo un portavoz.

Las autoridades no explicaron aún con qué había sido anclado el inflable ni respondieron sobre las edades de las víctimas pero fuentes locales dieron que tenían entre 10 y 11 años.

Hine dijo que la investigación «llevará algo de tiempo» y recalcó que lo principal ahora «es apoyar a los que se han visto trágicamente por lo sucedido».

A %d blogueros les gusta esto: