Los resultados de la autopsia del niño fallecido en Parque Patricios

Los resultados preliminares de la autopsia de Milo Alexander Derto Guerrero, el niño de dos años que falleció el pasado domingo en el barrio porteño de Parque Patricios, hecho tras el cual su madre fue detenida, no revelaron lesiones compatibles con un homicidio, aunque todavía se esperan los estudios histopatológicos, informaron hoy fuentes judiciales.

Los voceros detallaron a Télam que el estudio forense practicado sobre el cuerpo de Milo concluyó que su muerte fue causada por una “congestión, edema y hemorragia pulmonar” y un “edema encefálico difuso”, lo que en principio no indica para los investigadores que su fallecimiento haya sido consecuencia de un homicidio.

“El chiquito no tenía ningún rasguño, no parecía golpeado. Al parecer murió porque tenía un corazón mucho más grande de lo normal, lo cual nos hace suponer que tenía una cardiopatía”, declaró a Télam una fuente cercana a la investigación.

Sin embargo, todavía restan practicarse los estudios histopatológicos, mediante los cuales se cuales buscará verificar si la muerte pudo haber sido causada por un envenenamiento, añadieron los voceros.

En contraposición, el abogado del padre de Milo, quien adelantó que se presentará como querellante en la causa, dijo en diálogo con Télam que el informe preliminar de la autopsia reveló “indicadores suficientes para probar que se ejerció un acto de ahogo sobre el niño fallecido”.

“Que uno de los factores de la muerte haya sido un edema encefálico difuso habla de que Milo pudo fallecido a causa de un ahogo inducido por otra persona”, aclaró Carlos Enrique Caruso, abogado representante de Felipe Nicolás Derto (28), padre del niño.

A su vez, el letrado apuntó contra Paula Yamila Guerrero (29), la madre de la víctima, como la presunta responsable de su muerte: ”Ella tenía actitudes muy violentas. Era muy caprichosa. Nuestra preocupación es que no pase como insana. Mi cliente había hecho las denuncias correspondientes para alertar sobre estas situaciones”.

El pasado 14 de enero, Nicolás Derto presentó una denuncia ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) para acceder a una tenencia temporal del niño, donde “declaró su temor por la integridad de su hijo”, luego de que Guerrero fuera vista caminar con Milo “en muy malas condiciones de salud” por policías y personal del Same.

Luego de dicha denuncia, se estableció que ayer, lunes 17, el niño sería entregado al padre para su guarda, tras lo cual Derto recibió un mensaje de Guerrero, el cual decía: “Rezá por nosotros. Ojalá alguien nos cuide de verdad. No como vos, que golpeaste y abandonaste. Ahora te victimizas, olvidate de Milo para siempre”, dijeron las fuentes.

Finalmente, el domingo pasado, en un domicilio situado en la avenida Caseros al 2400, Paula Guerrero denunció mediante un llamado al 911 que su hijo de dos años no podía respirar.

Ante esa situación, personal de la Policía Motorizada de la Comisaría Vecinal 4 A acudió a la vivienda y realizó un cordón sanitario para trasladar al niño hasta el Hospital Garrahan, donde los médicos constataron que había fallecido a causa de un paro cardiorrespiratorio.

Tras la muerte de Milo, la Fiscalía Criminal y Correccional 30, a cargo de Marcela Sánchez, dispuso tomarle declaración testimonial al médico que asistió al niño y el traslado de Guerrero (29) al hospital Penna, donde luego quedó detenida.

Este mediodía, Guerrero era indagada vía zoom por la jueza Nacional en lo Criminal y Correccional 3, Alejandra Provitola, quien se espera que le informe el delito que le imputa, ya que por el momento la causa está caratulada como “muerte dudosa”.

A %d blogueros les gusta esto: