Una bailarina fue brutalmente asesinada de 14 puñaladas

El hecho ocurrió en la localidad de Rosario en una pensión, donde fue hallada la joven bailarina de 21 años identificada como Melany Juarez. Cuando la encontraron, llevaba muerta alrededor de 36 horas.

Su familia de Melany Juárez no podía contactarse con ella desde el sábado. Por eso, sus hermanos llegaron con la policía a la pensión en la ciudad de Rosario donde la joven de 21 años alquilaba una habitación desde hacía varios meses.

Al entrar, se encontraron con una escena que dejo a todos en shock: sangre por todas partes y el cuerpo de la víctima masacrado a puñaladas. El asesino subió el volumen del televisor para tapar los gritos de la víctima, cerró con llave y huyó.

Los policías tuvieron que forzar la puerta del cuarto de Melany porque estaba cerrada con llave. Adentro las luces estaban apagadas, pero el sonido del televisor estaba todo volumen. Ella estaba desnuda, tirada en el piso con la cabeza apoyada sobre la cama y a simple vista tenía entre 12 y 14 heridas de arma blanca.

Cuando comenzaron a llegar más móviles de la policía, la dueña de la pensión salió a la calle y habló con los medios locales: “La chica vivía acá, nadie escuchó nada. La vimos jugando a la pelota el sábado a la noche acá afuera. Y acá solo ingresa la poca gente que vive. Ella vivía sola en una habitación, y la llave se la llevaron”.

“Cómo puede ser que en habitaciones donde todo se escucha, nadie sabe nada”, dijeron los hermanos de Melany, en medio de la conmoción, apuntando sus sospechas contra el resto de los residentes del lugar.

Además, otro hermano de la víctima indicó que un hombre que vivió en la pensión poco tiempo. El mencionado pagó un mes, pero solo estuvo dos semanas, hasta el domingo pasado.

El caso es investigado por el fiscal de Homicidios Dolosos, Ademar Bianchini, quien ordenó una serie de medidas que apuntan a reconstruir los últimos días de la mujer. En un principio, revisarán las cámaras de seguridad de la zona.

Lo más llamativo de la escena del crimen, es que no pudieron encontrar el teléfono celular de la víctima.

Melany había trabajado hasta hace poco tiempo como empleada en un local de venta de artículos para celular y actualmente se dedicaba a la cadetería a través de una conocida aplicación. Además, era profesora de salsa y reggaeton.

A %d blogueros les gusta esto: