Asesinan a un joven de un disparo en la cabeza durante una discusión de tránsito

Un joven de 28 años fue asesinado hoy de un disparo en la cabeza al discutir con un conductor que iba en un auto robado y con el que acababa de chocar contra dos vehículos estacionados, en el partido bonaerense de Morón, informaron fuentes policiales y judiciales.

Por el hecho fue detenido un sospechoso que instantes después del crimen de Juan Manuel Muñoz colisionó contra el pilar de una vivienda a bordo del mismo auto que había sido sustraído ayer.

"Mi mamá está destruida, destruyó una familia a la mitad", dijo a la prensa Sebastián, hermano de la víctima, respecto del acusado, quien esta tarde se negó a declarar ante el fiscal de la causa.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que todo comenzó esta madrugada en la intersección de Ingeniero Brian y Namuncurá, de la localidad de El Palomar, en dicho partido del oeste del Gran Buenos Aires, adonde efectivos de la comisaría 1ra. arribaron tras un llamado urgente al 911.

Al llegar, los policías se entrevistaron con un joven que señaló que su amigo había recibido un disparo.

Los oficiales constataron que Muñoz se encontraba fallecido con un tiro en la cabeza que había recibido instantes antes, cuando se encontraba con su amigo en la vereda de la casa de su novia.

"Veníamos de la casa de mi hermana, que ellos estaban haciendo un trabajo de pintura a esas horas de la noche porque de día él trabajaba en una obra, era un chico muy trabajador", dijo esta tarde a la prensa Julieta, pareja de la víctima.

De acuerdo al relato de los testigos, se determinó que en esas circunstancias los tres vieron cuando un Volkswagen Fox color blanco con un solo ocupante dobló por la esquina y chocó contra dos autos estacionados.

"Estábamos caminando, llegamos a la esquina y un auto blanco frena, creíamos que nos iban a robar", relató Julieta y agregó: "Nos asustamos, después seguimos caminando unos pasos y de esa forma el auto vuelve a retroceder y choca una camioneta".

Según las fuentes, el vehículo avanzó unos metros hacia donde se encontraban Juan Manuel, su novia y su amigo Matías, quienes le recriminaron la maniobra al conductor.

En ese momento, comenzó una discusión en la que ambos amigos, al parecer, arrojaron piedras hacia el rodado, al tiempo que Julieta se asustó y se refugió en la casa.

En esas circunstancias, el conductor del Fox se bajó, sacó un arma, apuntó y disparó hacia Muñoz, quien recibió un tiro certero en la cabeza que le produjo la muerte casi al instante, indicaron los voceros.

"Discutieron, el tipo se bajó del auto y le pegó un tiro. Fueron segundos, bajó del coche y disparó a matar", indicó la novia del joven.

En tanto, el conductor volvió a subir al rodado y escapó, por lo que la policía comenzó la búsqueda y halló en el cruce de las calles Moreno y 9 de Julio el vehículo incendiado y chocado contra el pilar de material de una casa.

Los pesquisas determinaron que el auto del sospechoso tenía un pedido de secuestro activo por un robo en jurisdicción de la comisaría 4ta. de Gervasio Pavón el día anterior.

Los efectivos que encontraron el auto incendiado vieron que a unos 150 metros había dos jóvenes que escaparon cuando intentaron identificarlos.

El fiscal Matías Rappazzo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Morón, ordenó un allanamiento de urgencia que derivó en la detención de Daniel Adrián Cáceres (22), quien poseía la misma vestimenta descripta por los testigos al momento del ataque, detallaron los informantes.

Junto a Cáceres se encontraba un adolescente de 16 años que fue demorado, por lo que también se dio intervención a la justicia de menores por una "averiguación de ilícito", pero fue liberado a las pocas horas.

"Era un laburante que solo quería seguir adelante y progresar en su vida como todos, era el amor de mi vida. Yo quiero que se haga justicia", expresó la novia de Muñoz.

Por su parte, Axel, amigo de la pareja de la víctima, dijo a la prensa que están "todos muy conmocionados" y que fue "una locura lo que pasó".

"No puede andar una persona así en la calle. "Lo único que queremos es que se haga justicia, no podemos seguir así", concluyó.

A su vez, la policía y la Justicia trabajaban para esclarecer el episodio y dar con el arma homicida, el cual los investigadores determinaron por las pericias realizadas en el lugar del hecho que se trató de una pistola calibre .380.

Mientras que el detenido fue indagado por el fiscal Rappazzo, quien le imputó el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" y solicitó a la Justicia de Garantías que siga preso.

A %d blogueros les gusta esto: