Restos de un cohete se estrellaron contra la Luna y causaron un cráter de más de diez metros

Restos cilíndricos de un cohete que vaga desde hace años por el universo se estrellaron hoy contra la "cara oculta" de la Luna a una velocidad de más de 9.000 kilómetros por hora y "es probable que hayan causado un cráter de entre 10 y 20 metros de diámetro", según astrónomos.

El impacto se produjo a las 12H25 GMT en la cara oculta de la Luna, según el astrónomo Bill Gray, quien fue el primero en identificar la colisión que se avecinaba.

"Teníamos muchos datos sobre este objeto", dijo Gray a la agencia de noticias AFP, que estima que golpeó la Luna "esta mañana".

La identificación del cohete en cuestión fue objeto de debate porque nadie se ocupa oficialmente de registrar y seguir los desechos espaciales en el espacio lejano.

Gray, creador del software utilizado por los programas de observación financiados por la NASA, los vigila para que no se confundan con asteroides y, de este modo, no se pierda tiempo estudiándolos inútilmente.

Inicialmente se pensó que los restos eran de un cohete de SpaceX pero al final se dedujo que se trataba de una nave china, concretamente de una etapa del cohete Gran Marcha, que despegó en 2014 para una misión denominada Chang’e 5-T1, como parte del programa de exploración lunar del país.

Pekín lo negó y aseguró que la etapa había "entrado sin peligro en la atmósfera terrestre" y se había "quemado por completo".

Pero según Gray, China confundió dos misiones con nombres similares y en realidad estaba hablando de un cohete lanzado mucho más tarde.

En cualquier caso el cráter solo puede observarse a través de la sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) de la NASA o la india Chandrayaan-2, ambas en órbita alrededor de este astro.

La agencia espacial estadounidense confirmó que quería encontrar el cráter, pero advirtió que la operación podría tardar "semanas".

No es inusual que las etapas de los cohetes queden abandonadas en el cosmos, pero es la primera vez que se identifica una colisión no intencionada con la Luna.

En el pasado se lanzaron etapas de cohetes contra el astro con fines científicos.

A %d blogueros les gusta esto: