Operadora del SAME salva a un bebé de 17 días sin signos vitales

Un bebé de 17 días que no presentaba signos vitales fue salvado por una operadora del servicio de emergencias médicas de Mar del Plata, que le practicó maniobras de reanimación, luego de que sus padres acudieran de urgencia con el niño al Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) de la ciudad en plena madrugada, según informaron hoy fuentes sanitarias y municipales.

El hecho ocurrió el domingo último, minutos antes de las 3, cuando la pareja ingresó a esa dependencia comunal pidiendo ayuda, debido a que su hijo recién nacido no respiraba.

El niño fue asistido de urgencia por la auxiliar Alma Cristal Barraza (45), quien le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar con las manos, y minutos después recuperó sus signos vitales y fue trasladado a un hospital, donde evolucionaba favorablemente.

De acuerdo a las cámaras del lugar que registraron la emergencia, la pareja llegó a bordo de una camioneta Fiorino a las 2.55 del domingo, y tras detener el vehículo de contramano en mitad de la avenida Juan B. Justo, ingresaron al COM en busca de ayuda con el niño en brazos.

"La madre estaba en shock, ni lloraba ni podía hablar. Al principio no se veía que trajeran un bebé en brazos, era muy chiquito y todo fue muy rápido. Pero cuando entran, el padre repetía ‘salvale la vida a mi hijo'", relató Barraza en diálogo con Télam.

Según precisó la auxiliar, que se desempeña en la base de ambulancias del SAME que funciona en el lugar, inicialmente pensó que la mujer acaba de dar a luz y una vez que lo tuvo en brazos advirtió que el niño "tenía algunos días y que no respiraba, estaba totalmente quieto, ahogado y morado".

"Le hice las maniobras de RCP para casos de recién nacidos, que no es lo mismo que para infantes, con el miedo constante de no excederme en la fuerza porque era muy chiquito. Deben haber sido segundos, pero pareció una eternidad. Entonces el nene hizo un pequeño gemido por un masaje en la columna. Después exhaló, sentí que volvía a ingresar oxígeno, y de a poco empezó a responder con gemidos más largos", explicó.

Minutos más tarde, el bebé fue trasladado en un ambulancia al Hospital Materno Infantil, donde ingresó con signos vitales y evolucionaba favorablemente.

Según fuentes sanitarias, el niño sufrió una broncoaspiración mientras era alimentado por su madre en su casa en plena madrugada, lo que derivó en un cuadro cardiorrespiratorio de urgencia.

"Hice lo que me salió hacer, no sé si bien, mal o perfecto, pero recién ayer cuando supe que el bebé estaba bien en el hospital y el caso se hizo público me sentí realmente aliviada por haber podido ayudarlo", explicó Barraza.

A %d blogueros les gusta esto: