Un estudio indica que el 25% de los trabajadores argentinos preferiría estar desempleado que infeliz en un trabajo

El 25% de los trabajadores argentinos preferiría estar desempleado que sentirse infeliz en un trabajo, frente al 33% de trabajadores a nivel global que preferiría estar en condición de desempleo, que permanecer en un trabajo que no cumple con sus expectativas de bienestar emocional y realización. Los datos se desprenden de la primera edición del año del Workmonitor de Randstad. 

El estudio ahonda sobre la actitud de los argentinos respecto a su trabajo en este particular contexto, e indaga si los participantes estarían dispuestos a renunciar a un empleo que no les permitiera disfrutar de la vida. Frente a este interrogante, el 47% de los trabajadores argentinos afirmó que renunciaría a un trabajo si este le impidiera disfrutar de su vida, cifra que está en línea con las respuestas obtenidas a nivel mundial que se ubican en el 48%.

Para contrastar este dato de una eventual actitud con referencias de antecedentes fácticos, también se les preguntó a los encuestados si alguna vez habían renunciado a un trabajo por no encajar con su vida personal, y el 52% de los argentinos respondió afirmativamente, cifra ampliamente superior que los resultados obtenidos a nivel global, ubicados en el 34%.

Para conocer aún  más la actitud de los argentinos frente al trabajo, se les consultó expresamente si el trabajo era algo importante en sus vidas y si este era más importante que su vida personal. A este respecto, el 83% de los participantes sostuvo que el trabajo es algo relevante en su vida; sin embargo, un mayoritario 58% de los encuestados afirmó que su vida personal es más importante que su trabajo.

Empleo y flexibilidad

La irrupción de la pandemia y la reconfiguración total del mundo laboral que trajo aparejada, puso a la flexibilidad laboral en el centro de la escena y hoy representa un factor cada vez más valorado entre los trabajadores, y uno de los que más influye en la percepción de bienestar y felicidad. Por este motivo, la primera edición de 2022 del Randstad Workmonitor profundiza el análisis sobre la percepción que los trabajadores tienen respecto a la flexibilidad en sus lugares de trabajo.

El 82% de los trabajadores argentinos considera de gran importancia contar con flexibilidad en términos de horarios de trabajo y el 71% considera muy valioso disponer de flexibilidad en términos de ubicación de sitio de trabajo, esto incluye la posibilidad de realizar home office o trabajo remoto.

Al consultar a los encuestados si aceptarían trabajar en una organización que no les brinde flexibilidad, el 43% desestimaría unirse a una compañía que no le permita llevar su propio horario y el 37% no ingresaría en una empresa que no le ofreciera flexibilidad para trabajar desde su  casa o de manera remota.

Al contrastar estos datos con lo que sucede en la vida cotidiana de los trabajadores, el 55% de los participantes del estudio ratificó que su empleador le ofrece flexibilidad horaria y el 43% le proporciona flexibilidad en términos de la ubicación desde dónde hacer su trabajo.

A %d blogueros les gusta esto: