La UNLP impulsa un proyecto para ampliar la autopista La Plata Buenos Aires

Tauber se reunió con autoridades de Vialidad. Estrategia de gestión conjunta para retomar las obras. Un plan que apuesta al desarrollo de la región conectando el Puerto con la autovíaPrevious

La UNLP impulsa un proyecto para ampliar la autopista La Plata Buenos Aires

El presidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, presentó hoy un proyecto a las autoridades de la Dirección Nacional de Vialidad para concretar la extensión de la Autopista La Plata – Buenos Aires.  Se trata de una iniciativa de carácter estratégico para la ciudad y la región, que generará beneficios directos para sectores clave de la producción y el trabajo.

El titular de la UNLP recibió en su despacho del Rectorado al gerente de Relaciones Institucionales, Comunicacionales y Política de Vialidad, Federico Stiz, y formalizó una propuesta para delinear una estrategia de gestión conjunta que permita la continuidad de las obras del corredor vial que une la capital bonaerense con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Del encuentro también participó el Asesor de asuntos Municipales del Administrador General de Vialidad, Marcelo Sosa.

El proyecto presentado por Tauber prevé la extensión de la autopista hasta la avenida 60 y la materialización de las bajadas del Parque Ecológico y la avenida 520. Además, el plan incluye planificar, para una segunda etapa, la continuidad de la Autovía hasta su conexión con ruta provincial 11, incluyendo otra bajada a la altura de la avenida 90.

Cabe recordar que, en materia de infraestructura vial, el corredor más importante de vinculación entre la región del Gran La Plata, Capital Federal y el sector sur del área metropolitana, es la Autopista La Plata – Buenos Aires. Es un recorrido de unos 52,8 km. entre la zona del Bajo de CABA y la bajada a la altura de diagonal 74 en La Plata, y concentra los flujos más importantes, tanto de vehículos particulares, como de transporte público y de carga.

En el territorio de La Plata, actualmente existen únicamente dos bajadas, una a la altura de Villa Elisa y la otra en el final del recorrido a la altura de diagonal 74. La UNLP también impulsa la concreción de dos bajadas más que ya están proyectadas: una en construcción a la altura del Parque Ecológico de City Bell y la otra en la conexión con la avenida 520.

Para el presidente Tauber, “se trata de un proyecto de importancia estratégica superlativa, porque es indispensable que el Puerto La Plata cuente con una conexión directa con la autopista como alternativa superadora a la avenida 122. Por eso –agregó- ponemos a disposición el conocimiento y la capacidad de gestión de la Universidad para que puedan retomarse cuanto ante las obras que fueron interrumpidas por la pandemia”.

Los detalles del proyecto de la UNLP

El proyecto impulsado por la UNLP se fundamenta en que la continuación de la Autopista “es de significativa importancia desde el punto de vista regional, ya que permitiría un acceso franco a las ciudades de Ensenada, Berisso y al Puerto de La Plata, descomprimiendo la avenida 122”.

Hoy este corredor absorbe todo el tránsito liviano y pesado y se encuentra totalmente desbordado.

Al mismo tiempo, las nuevas bajadas proyectadas en el camino Rivadavia y en la avenida 60 (Del Petróleo), además de facilitar el acceso a Ensenada y Berisso, permitirá descomprimir la única bajada hoy existente en diagonal 74 para distribuir más equilibradamente los puntos de acceso a la ciudad de La Plata.

El proyecto de ampliación de la autopista está previsto en 2 etapas: la primera hasta la avenida 60 y la segunda desde allí hasta su conexión con ruta 11.

El primer tramo se encuentra prácticamente libre en su trazado, las obras licitadas y si bien ya comenzaron, actualmente se encuentran discontinuadas.

La segunda etapa, tiene una importancia estratégica a nivel regional, no sólo por conectar con la ruta 11, sino además porque tiene prevista una bajada a la altura de la avenida 90, que es la continuidad natural de la extensión proyectada de la ruta 6.

Esto es de vital importancia para mejorar la conectividad al partido de Berisso y para el acceso al Puerto La Plata.

El proyecto de este último tramo está terminado, pero se requiere hacer las expropiaciones, avanzar en la definición del financiamiento y posteriormente en los procesos licitatorios correspondientes.

Objetivos regionales

La iniciativa planificada e impulsada por la UNLP incluye marcados objetivos regionales que se traducen en beneficios para toda la población.

Entre ellos cabe mencionar que la propuesta mejora adecuadamente los accesos viales a la región del Gran La Plata y al Puerto La Plata, desde el área metropolitana; descomprime el flujo vehicular de la avenida 122; multiplica las bajadas de la autopista, para descomprimir la existente en la diagonal 74; genera una conexión con ruta 6 a partir de materializar el corredor de la avenida 90 y su conexión con la Autopista y el Puerto la Plata.

También favorece una conexión más fluida con las ciudades de la zona sur (Magdalena, Punta Indio, Pipinas y el corredor de la costa atlántica), a través de la conexión de la Autopista con la ruta 11 y por último mejora el tránsito vehicular liviano y pesado en todo el sector, disminuyendo tiempos de viaje y reduciendo consumos energéticos.

Beneficiarios

Con la implementación de este proyecto de la UNLP se verá beneficiada toda la población de la región, fundamentalmente aquellos usuarios que estudian o trabajan en el área sur del área metropolitana y CABA.

También tendrá un impacto muy positivo en la producción y el trabajo, se lograrán mejoras en la fluidez del transporte de carga que abastece la zona industrial del polo petroquímico, la producción frutihortícola y el mejor acceso al Puerto de La Plata.

A %d blogueros les gusta esto: