Su expareja la citó para pagarle la cuota alimentaria y la quemó con aceite hirviendo

La citó para pagarle la cuota alimentaria y la quemó con aceite hirviendo

Priscila Metz iba a buscar la cuota alimentaria, se encuentra internada y terminó internada en el Hospital Castilla Mira de Viale tras ser atacada por su ex pareja, Román Aguilar. Según la denuncia de la mujer, él la engañó, diciendole que valla que le iba a pagar la cuota que adeudaba para alimentos de su hijo, para luego quemarla con aceite hirviendo.

En ese sentido, Metz de 25 años, tiene quemaduras de segundo y tercer grado en la parte superior izquierda de la cara y el cuero cabelludo.El hecho ocurrió cerca de las 9 del lunes en la localidad de Viale, a 57 kilómetros de Paraná, provincia de Entre Ríos, donde el acusado, de 35 años, reside junto a sus padres. Al respecto, Priscila había ido hasta allí citada por su ex porque, le iba a entregar la plata de la cuota alimentaria del hijo de 5 años que tiene en común.Sin embargo, cuando Priscila estaba por firmar un recibo por el dinero, Aguilar tomó un jarro con aceite hirviendo y se lo arrojó en la cara.

El salvaje ataque

Por su parte, la mujer trató de huir, pero la puerta de la casa estaba cerrada con llave; y Aguilar la agarró de los pelos, la tiró al suelo, le quitó sus anteojos y el celular, y lo rompió a mazazos. Todo sucedió ante la aterrada mirada del pequeño hijo de 5 años.

Al respecto, la víctima en declaraciones televisivas, contó: “Me dijo que vaya a la casa porque me iba a dar la cuota del nene. Cuando me acerqué para firmar un recibo, me tiró aceite caliente. Después me quise ir, estaba la puerta con llave, me sacó el teléfono, lo tiró, le pegó con una maza y me sacó los anteojos. Mi hijo presenció todo, estaba en shock. Yo tenía miedo de ir, pero me confié pensando que se iba a poner las pilas”.

Cabe aclarar que la feroz agresión de Aguilar fue interrumpida por sus padres, que intervinieron para calmarlo.

En tanto, el agresor habría roto con el martillo el teléfono de la joven. En la denuncia, Priscila señaló que fue citada en dicho domicilio para cobrar la cuota alimentaria por el hijo que tienen en común. Se supo que no se había activado ninguna medida por la cual pudiera cobrar la cuota alimentaria por la vía que no fuera cara a cara. Por su parte, los vecinos relataron que escuchaban discusiones, algo que era habitual cuando eran pareja.

La denuncias

La mujer, denunció a su ex varias veces en la Municipalidad, en la Comisaría y en el Juzgado de Paz de Viale. La primera denuncia fue hace más de un año. “Él ya me había roto cosas. Se enojaba por cualquier cosa, se cegaba y me decía de todo. Trataba de defenderme, me tenía que ir. Me decía que mi familia me iba a dejar sola, que me convenía estar con él, me manipulaba”.

Además, la joven recordó que, en la segunda denuncia, había solicitado ante la Justicia que le otorgaran el botón antipánico, pero nunca logró obtenerlo. “Me da miedo, porque el otro día se me apareció a las 11 de la noche. Sabe mis horarios, sabe todo”, había relatado en aquella ocasión. Tras esta nueva agresión, dijo que le dio “mucho miedo, porque si me pegaba no la contaba, decía que me tenía que haber matado”.

A %d blogueros les gusta esto: