Denuncian a una madre por golpear sistemáticamente a sus cinco hijos "los maniataba, les ponía una media en la boca para que no lloraran"

Cinco hermanos de entre dos y 13 años fueron rescatados en las últimas horas por una vecina del infierno que sufrían dentro de su propia casa en la ciudad de La Plata, sometidos a un tremendo maltrato, mal alimentados y sin siquiera poder ir al colegio. La responsable de todo, ni más ni menos que la madre, fue detenida tras la denuncia.

Yésica, la denunciante, fue testigo del trato, casi una tortura, que recibían las víctimas a diario por parte de su madre, después de haberle ofrecido su ayuda sin éxito en reiteradas oportunidades a la mujer con el solo objetivo de ayudar a los hijos, decidió grabarla y exponerla después al viralizar videos fuertes que llegaron a este medio que decidimos no publicar.

Ella en diálogo con C5N, la vecina contó que cuando conoció a la acusada ella estaba con los chicos en situación de calle y le prestó una habitación para que no estuvieran a la intemperie. Fue entonces que advirtió los primeros signos de alarma. “Les ponía una media en la boca para que no lloraran”, afirmó.

Con el paso del tiempo entendió que la situación de los hermanitos era más grave todavía, ya que los maltratos no eran hechos aislados sino algo sistemático y cruel con lo que convivían todos los días. “Comprobé que no les cocinaba, no los bañaba, no los llevaba al colegio ni al médico, siendo que el nene de 2 años tenía una pérdida importante de pelo en la cabeza”, relató yésica.

De acuerdo a su testimonio, durante los tres meses que tuvo contacto con la mujer la violencia con la que esta trataba a los menores no hizo más que escalar, a tal punto que la bebé tuvo que ser hospitalizada con convulsiones tras una golpiza. “Los golpes eran muy fuertes”, afirmó Jéssica, tras lo cual hizo alusión a otro episodio que sufrió uno de los varones: “ató al nene de la reja de la ventana de la habitación con un bretel del corpiño”.

El video como prueba que filmó la testigo fue clave para que la justicia actuara con celeridad y se supo que los cinco chicos ya fueron separados de su mamá, en tanto y avanza la investigación. Conforme con esto, aunque todavía afectada por todo lo ocurrido, confió: “Ellos (los chicos) querían que yo los adoptara, querían tener una mamá, me decían que para sus cumpleaños lo único que querían era un saludo, una torta, que ella nunca les había hecho una”.

A %d blogueros les gusta esto: