Piden "condena ejemplar" en el juicio por la Emilia Uscamayta Curi ahogada en 2016 en una fiesta clandestina

La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, pidió una "condena ejemplar" para cuatro empresarios y un comisario imputados por la muerte de Emilia Uscamayta Curi, una joven universitaria que murió ahogada en 2016 durante una fiesta clandestina en una casa quinta de la ciudad de La Plata, y que comenzarán a ser juzgados en octubre próximo.

"En memoria de #EmiliaUscamaytaCuri nos reunimos para pedir justicia en la Plaza San Martín en el día de la Pachamama, que tanto la representa, a sus sueños, su identidad originaria y feminista: los sueños de una sociedad con inclusión, con justicia y con igualdad", escribió Díaz en su cuenta oficial de Twitter, tras participar en una jornada en reclamo de justicia para la joven ahogada al cumplirse hoy 6 años y 7 meses de su muerte.

La ministra Díaz afirmó que "el 1° de enero del 2016, Emilia fue víctima de la negligencia de un Estado municipal que no cumplió con las medidas de seguridad vigentes en una fiesta clandestina".

"En octubre vamos a acompañar el juicio y esperamos que el fallo sea ejemplar, que finalmente se haga justicia", exigió la titular de la cartera de Mujeres bonaerense.

La madrugada del 1 de enero de 2016, en una casaquinta ubicada en las calles 520 entre 159 y 160, en la periferia platense, se realizó una fiesta clandestina pese a que autoridades municipales habían labrado actas intimando a los organizadores a no realizar el evento.

Esa madrugada, inspectores clausuraron la fiesta, pero no desalojaron el lugar.

Según distintos testimonios, en la fiesta no hubo guardavidas ni asistencia médica y la joven murió ahogada en una piscina donde había muchas personas

En octubre próximo serán juzgados por el hecho los empresarios Carlos Bellone, Raúl García, Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure.

Bellone era el dueño de la quinta donde se realizó el evento, Piedrabuena y Haramboure están acusados como los organizadores de la fiesta clandestina, mientras que García fue quien consiguió las bebidas alcohólicas que se consumieron.

En la causa, los empresarios imputados serán juzgados por el delito de "homicidio simple con dolo eventual y desobediencia" de acuerdo con la acusación que les hizo la fiscal penal Medina que instruyó la causa.

También será juzgado el comisario Daniel Piqué por el delito de "incumplimiento de los deberes de funcionario público".

A %d blogueros les gusta esto: