Un joven policía mató a su amigo por error en una fiesta y después se quitó la vida

En medio de una fiesta de cumpleaños, un policía comenzó a jugar con su arma, se le escapó un disparo que mató a su amigo y después se suicidó.

El trágico hecho ocurrió en la madrugada de este viernes en un barrio de la ciudad de Santa Fe, conocido como La Guardia.

Brian Mendoza tenía 21 años, era policía de la Unidad Regional II de Rosario y su día franco concurrió a un cumpleaños en el que cerca de las 2 de la mañana se puso a jugar con su arma reglamentaria. Por error se le escapó un disparo que impactó en la cabeza de su amigo José Ignacio Montaño de 22 años.

“No voy a soportar lo que pasó”, dijo el joven agente antes de alejarse corriendo del lugar en donde había quedado tirado su amigo. De repnte, se escuchó el disparo con el que se suicidó.

“Cuando algunos de los jóvenes invitados se fueron a un cuarto a descansar escuché gritos y un disparo. Salí a la puerta y me encontré con lo que había pasado”, relató a Aire de Santa Fe, Carlos, el dueño de la casa donde se celebraba el cumpleaños.

“Pensé que le había pasado algo a uno de mis hijos. El policía saltó y se fue corriendo. Se frenó, me apuntó con el arma en la mano, decía que no iba a soportar lo que había pasado. Paré una camioneta de Vialidad o de la Municipalidad que llamó al Comando y cuando llegaba la policía el joven estaba en la otra cuadra y se disparó”, dijo el hombre.

Y agregó: “Mi hijo me dijo que estaban jugando, que este chico tenía siempre la costumbre de jugar. Eran muy buenas personas, no le encontramos explicación a lo que pasó. Es muy triste”.